Desarrollo Local (Ing. Osvaldo Scotton)

De alguna manera lo que intentaremos con este curso es desarrollar en ustedes la potencialidad de ser agente de desarrollo local. Agente de desarrollo local es un nuevo concepto que existe dentro de lo que es el desarrollo económico de los territorios que le da un sustento muy importante porque ustedes son los instrumentos, los brazos, -cuando digo ustedes, me incluyo- que vamos a tratar de armonizar algo, para transformar las discusiones de café, esto de la imposibilidad que a nivel nacional no se puede hacer nada, que la corrupción está en todos lados, que en el municipio no se puede avanzar, que en las cámaras y las instituciones también.

Estos conceptos muchas veces inmovilizadores, que generan temor, que generan la no-participación, vamos a transformarlos de alguna manera en un concepto nuevo, que es el tema del entramado social, el tema de la territorialidad, el tema de las redes, que nosotros estamos trabajando. Cuando un proyecto se lleva a cabo y está asimilado por la gente se nota en el accionar, como una cosa natural, por ejemplo nadie se da cuenta cuando tiene sed porque abre la canilla y toma el agua, ahora cuando no tenemos agua nos damos cuenta enseguida.

Este concepto de trabajo en red, este concepto de producir un cambio en las formas de accionar de las comunidades, de las células fundamentales, que son aquellas en que se genera la actividad, y que de alguna manera podamos ser nosotros responsables o corresponsables de los destinos que nos toca vivir. Vamos a hacer una introducción rápida, para saber de dónde venimos y porqué nos pasó lo que nos está pasando. Esta es la era que estamos viviendo, de la globalización, este concepto que desde el consenso de Washington viene martillándonos y fastidiándonos de alguna manera a aquellos que estamos tratando de entrar a la globalización por la puerta de atrás y los otros que están disfrutando ya hace mas de 15 años de lo que es la globalización propiamente dicha. Este concepto que el mercado lo maneja todo; pensando que el mercado es como si fuera Dios que va a manejar con justicia la cosa, y vemos que el mercado hoy en día con toda el manejo que existe en infor-mática y el manejo que existe en los poderes económicos siempre está sintetizado en pequeños sectores que son los que determinan, no solamente la política en EE.UU., en Europa y en el eje asiático, sino las políticas que tenemos que trabajar nosotros.

Si nos enseñaron ahí que había que descentralizar, que había que transferir todo lo que tenía el estado. Este estado centralizado, metido permanentemente en todas las cosas que tuvimos, un estado que viene de la época donde la abundancia era disfrutada casi por la gran mayoría, alguno de nosotros vivimos esa época, ustedes están en un edificio que fue un icono de San Martín, acá estaba SEGBA, quien trabajaba en SEGBA era una persona de prestigio, se le decía la compañía. Otro icono que tiene la universidad, en esto que hablamos de la territorialidad, es como también la universidad aporta al territorio cosas importantes porque esto no es una empresa multinacional, hoy es una universidad, es un lugar de transmisión de conocimiento aplicado de alguna manera a políticas regionales, territoriales y a profesionales que se está buscando darle un perfil que sea lo más apropiado para la región que estamos. Otro icono que tenemos el Campus de la universidad de San Martín, un lugar que fue para la gente de Villa Maipú, – yo vivo ahí – mis tíos, mis abuelos, todos trabajaban en el ferrocarril, manejar una locomotora era como manejar un jumbo, ser maquinista del ferrocarril era un lujo y trabajar como inspector también.

Todos nosotros venimos de una época de este marco estadocéntrico donde el estado era el dueño, el que mandaba las políticas y direccionaba la economía como dueño y señor, que después como una desvirtuación y por abusos de las políticas de ese momento fue tornándose en un estado corrupto, en un estado que se dedicaba mas a la política y no se fijaba en la gente, donde estaban las prebendas siempre de por medio. Aparece después del consenso de Washington, la descentralización, la venta de las empresas, el mercado lo va a manejar todo. Y aparece de alguna manera como un elemento primario en las regiones y los territorios como un enfrentamiento a esa política que era como la fuerza de la gravedad. Acuérdense cuando los economistas decían el dólar a fin de año va a estar $ 10. -, y todos proyectaban el dólar a $ 10. -, nos olvidamos un poco de todo esto, que hace unos años estos mismos economistas estaban diciendo que el dólar iba a estar $ 5. – a $ 6. -. Le han errado; pero tienen muy poca vergüenza, porque yo si un alumno hace un mal examen lo repruebo, le doy la oportunidad, le digo mejora en esto o aquello, o estás estudiando mal, ahora los economistas nunca se equivocan, siempre tienen un lugar donde poner los trapos sucios, que es la política. La culpa es de la política.

Se olvidan que ellos son de alguna manera formadores, que ya no son más gurú. Por eso hoy en día, y gracias a Dios, lo estamos viviendo – y esto tiene que ver con el desarrollo local – que los problemas de partidos políticos van por un lado y el país está por otro. Las empresas trabajan, el comercio funciona, la peatonal Belgrano, la calle Alvear, siguen funcionando los sábados a la tarde, la gente está pensando como mejorar su sueldo; es decir hay una especie de contaminación, pero no es la contaminación donde se paraba el país esperando que vengan las elecciones, porque la elección decía blanco o negro. Hoy en día la pelea está en la televisión, en todos lados, pero la gente está, gracias a Dios, en el tema del día a día, de cómo subsistir, cómo formarse, los empresarios en trabajar, tuvimos el ejemplo más típico en la exposición que tuvo San Martín.

No es que los que organizamos, y hace muchos años que venimos trabajando somos bárbaros y ahora nos salió bárbaro, es que el marco de referencia también cambió. Hubo políticas que hicieron que esto se dé. Y una de las políticas fue romper un poco esa visión que tenía de la fatalidad, de la fuerza de gravedad, que las cosas no pueden cambiar. Y aparece un concepto que son los marcos endógenos, que quiere decir el trabajo hacia adentro, el trabajo organizado desde lo mas profundo de las cosas hacia arriba. Esa visión que antes en el estado gigante que era todo y que esperábamos todo de él, y todo lo pedíamos, e íbamos a pedirle al dios estado que nos solucione nuestro problema de sueldo, de vacaciones, de salud, de educación, de todo; hoy en día ese estado no existe más Para eso vemos que el estado de alguna manera, esta nueva geografía, esta nueva responsabilidad del estado, viene como tironeado, porque está como fraccionado, por un lado desde un mercado que necesita trabajar, necesita comprar sus materias primas, necesita crédito, necesita financiamiento, una sociedad que demanda las necesidades de educación, de capacitarse, las necesidades de un hospital como la gente, no tener los hospitales que tenemos hoy en día.

Ese hospital que hace 30 años atrás, uno se lastimaba e iba al Thompson o al Castex, iba primero al hospital, no iba a la Corporación Médica, -con todo el respeto que tiene la Corporación, que me hace acordar a la película de Cureta, pero no solo esa, todas las prepagas, están entrando y te dicen análisis de sangre, espermiograma, PAP, te van poniendo, te dicen dos días en terapia intensiva, te ponen ahí te dan dos pastillitas, y te dicen mire que el corazón, que el saltito, que esto… y bueno vos saliste después de quince días en ese lugar, como entraste, mas flaco por supuesto, tuviste quince días sin comer, no sabes que te pasó, pero tuviste un estado crítico, es decir ese desamparo que uno tiene-, volver a recrear a esa cosa tan simple que es decir que la salud es un patrimonio de todos, no de ricos que están con una prestación que pagan $ 1.500 por mes, o de la gente pobre que se muere o si va al hospital se agarra una enfermedad y sale mas enfermo de lo que entró.

Entonces digo, este estado está traccionado con esto, pero también está traccionado por estas dos circunstancias que son los espacios regionales territoriales, fíjense la pelea que tenemos con Brasil permanentemente y económicamente, el tipo de cambio que tiene Brasil, una modificación de tipo de cambio nuestra o una modificación de tipo de cambio de la región, especialmente del Brasil, modifica circunstancialmente la suerte o no, de una persona que vive en San Martín. Fíjense que nosotros hablamos de lo endógeno, de lo territorial, de lo local, de lo que tenemos que construir nosotros pero también nos tiene que acompañar frente a ese hecho, políticas nacionales, políticas que marquen un cuidado, como hacen todas las naciones de mundo, un cuidado de la variable que hay adentro. Japón que se pone como ejemplo a todo el mundo, a mí me da un poco de bronca porque los japoneses matan a los delfines y a las ballenas, mas allá de eso, a nadie se le ocurra venderle un kilo de arroz a Japón porque no se lo compra, por mas que se lo regalen no entra un kilo de arroz, porque es una decisión que tiene que ver con lo cultural.

Fíjense que estamos hablando de un mundo globalizado, ellos toman una decisión económica por una costumbre, por una idiosincrasia cultural, todavía el arroz se planta y se cosecha como hace miles de años. Ustedes van a ver en Japón trabajar a la gente como hace cientos de años que están trabajando. Cuidan el hecho económico, pero como consecuencia de una decisión que no tiene que ver con una poli nómica o una fórmula económica, sino que cuidan lo cultural, lo trascendente para no matar la trazabilidad de su historia de dónde viene, de dónde viene de donde pertenece, de dónde nacieron ellos, de dónde guardan las tradiciones, y esto es otro de los elementos que tiene el tema del desarrollo local, del desarrollo endógeno.

Entonces el estado desarticula y tira todo a lo local y a las provincias, le da la educación, la salud y es la asimetría que tenemos. Lugares con mayor poder económico tienen una educación mejor, uno manda un chico a la primaria en la capital – y también la capital tiene su micro mundo, como si fuera EE UU. tienen los pobres y los ricos – unos los mandan a barrio norte es una cosa, si los mandan a Urquiza es otra, si lo mandamos a San Martín es otra, sino díganme un chico que está en la plaza San Martín y un chico que está atrás en José León Suárez, en una villa, que educación tiene. Entonces se descentraliza y aparece que el estado se queda sin contenido, no maneja las variables económicas, se limita en el hecho económico a decisiones de un grupo de poder que va presionando a este estado. Siempre de las pymes se acuerdan cuando están en campañas, y hacen políticas para las pymes y hay que dignificar el trabajo, ahora cuando llegan al poder, no arreglan mas con el dueño de las pymes, sino que arreglan con el poder de turno, los quince o veinte que son.

Fíjense que Suez viene diciendo que se va, si no somos capaces de tener una empresa nacional que provea de agua potable a nosotros mismos, no somos capaces de estar en un país, si no somos capaces de manejar el petróleo, que todos los países del mundo – y no soy comunista, me gusta tener un coche cero kilómetro, ir a comer los sábados, tomarme un buen vino, no estoy planteando eso – si no somos capaces de manejar el petróleo que se la damos a una multinacional que no tiene espíritu, que no tiene alma que lo único que tiene es la decisión económica de cuanto gano y cuanto me importa llevarme, están en Venezuela, en España y que la insultan en todos lados y que el único patrimonio y la única necesidad que tienen es el de ganar, por ganar mismo. Fíjense la contracara de Japón, que toma una decisión de perder económica-mente, porque le saldría mucho mas barato comprar el arroz afuera con procesos tecnológicos diferentes, ellos prefieren en ese sentido perder para mantener su tradición, su esquema hacia una vinculación de su historia. Y nosotros no somos capaces de tener hoy en día, una industria petrolera nacional que tuvimos un buen general que la desarrolló, que la instaló, que le dio sentido a las cosas.

La primera empresa que tuvo el estado fue la que hacia las latas para colocar los aceites y después se desarrolló toda la industria petrolera que fue en una época un ejemplo en todo el mundo, después fue la única empresa en el mundo que daba pérdida, nosotros tenemos esa cualidad. Ese estado nación está tironeado pero de alguna manera algunos ejemplos que hemos vivido ahora, esto de mantener el tipo de cambio como corresponde, frente al terrorismo económico que hace Brasil. Fíjense como es la historia, existe un terrorismo económico en Brasil que le dice, bajá el tipo de cambio, pagá lo que debés, quitale oxigeno a las provincias, disminuí el dinero que le das a las provincias, sacale dinero a la educación, no le des plata a la gente, achica el mercado interno, todo eso que conlleva a la pobreza a la degradación y fíjense que este terrorismo económico ya lo sentimos acá. Hay una teoría de los rendimientos decrecientes, una teoría estudiada que dice que si yo no cambio nada, automáticamente las cosas se mueren, llegan a un pico máximo y se mueren, como es la vida de uno. La vida nuestra es así, nosotros tenemos la ventaja que si nos cuidamos la presión, comemos sin sal, si vamos al médico, podemos aumentar nuestra calidad de vida, hoy salió en el diario que Argentina y Latinoamérica sigue manteniendo 74 años de expectativa de vida, ¿ cómo no era que estábamos en la desgracia? Se está diciendo ahora que Argentina, por datos oficiales, vuelve a tener los derechos humanos como corresponde, se está diciendo que de alguna manera si tenemos expectativa de vida más grande hay un sistema que está funcionando, lo que tenemos que hacer es cuidarlo, potenciarlo, sentirlo de uno, porque nosotros no sentimos nada de uno. Cuando decimos estamos en la universidad de San Martín, es nuestra universidad, cuando decimos estamos en el municipio, es nuestro municipio, no es de otro, no es de Libonatti ni de Ivoskus.

Y así como es nuestro tenemos que tener la responsabilidad de accionar, de accionar y trascender. No importa que nosotros no veamos los resultados, yo sé que estamos construyendo los cimientos, pero ya estamos viendo algunos indicadores, estamos notando que gente cuando tiene un peso en el bolsillo gasta, cambia la heladera, se compra la radio, le da un vaquero nuevo al hijo, le compra la zapatilla; vemos que el empresario que es egoísta, que quiere todo para él, empieza a comprar tecnología. Esto mismo mirado en un país, donde las variables internas no las tocamos, que va a pasar el mercado de las maquinarias es obsoleto, la capacitación de la gente, como no tenemos mercado tecnológico, para que vayamos a capacitar a la gente si estamos todavía con el torno de cuarenta años atrás, para que vayamos a poner calidad en los productos si la materia prima que compramos se la compro a un tipo que la vende pero trucha y la hace mas o menos así, entonces como yo compro la no-calidad, instalo la no-calidad y vendo un producto de no-calidad.

Entonces digo, lo decimos todos los días en la universidad, – Ojo empresarios, no se queden dormidos en los laureles- Porque en China, Japón, Alemania capacitan a la gente, incorporan tecnología, estudian e investigan, desarrollan productos y tienen la política industrial clara que sabe donde va. Hoy en día desde San Martín, desde la provincia y desde la nación no sabemos que política tenemos. Estoy diciendo que pasa, si no vamos a caer en esto, van a aparecer con el dólar a tres productos que ya compiten, porque ellos tienen mas tecnología, porque están mas capacitados, porque avanza constantemente la reposición de los productos, el cambio tecnológico hace que cada vez estemos mas desfasados, aunque una de las cualidades fundamentales que tiene la Argentina es la capacidad de su gente. La innovación y el desarrollo es fundamentales, la incorporación de tecnología es fundamental, la capacitación de los recursos humamos también es fundamental.

Porque sino nosotros nos vamos a quedar acá y un día vamos a sentir que nos estamos muriendo otra vez. El financiamiento, que entiendan los bancos, que comprendan tienen que aportar lo suyo y no tienen que estar en el proceso especulativo puramente y exclusivamente, que salvo algunas excepciones como el Banco Credicop, a los demás lo único que le interesa es la ganancia. Por ejemplo con los celulares, se creó un mercado de la nada. Todo el mundo tiene celular y todo el mundo gasta. Se lo vendieron hasta a la gente pobre nuestra. Si hiciéramos cuenta de lo que se llevan estas empresas deberíamos hacer algo. Bueno esta es la realidad del crecimiento decreciente, que el proceso endógeno con la incorporación de la tecnología, especialmente la tecnología diferencial (es la que hace el zapatero, o la costurera que innova agregándole algún elemento al producto que vende o aquel que sale con un proyecto de beneficio para que la gente compre y se pueda hacer una cadena de comercialización mejor) eso hace que esa endogeneidad se rompa esta teoría con los procesos de acumulación endógenos, se rompe esta teoría de este crecimiento que es como si fuera la fuerza de gravedad.

Digo empresario no aumenten los precios, incorporen tecnología y ganen dinero de otra forma, capaciten a su personal porque no solamente es el beneficio de un producto bien hecho, sino tener gente que esté capacitada en el lugar que corresponde, en la forma que corresponde hace a la calidad de vida de la gente. Lo más difícil de instalar un sistema de calidad en las empresas, en la comunidad, en el municipio es tener el empleado que en vez de estar mirando el reloj esperando la hora de salida y haciendo tiempo, total si sale mal lo que estoy haciendo en la máquina no importa. Comprar esa voluntad de ese obrero que está en una fábrica, de ese supervisor que tiene que ser responsable, de ese ciudadano que está en un club, de ese empleado municipal que tiene que tomar una decisión y que es inspector y que en él está si es corrupto o no es corrupto, de esa decisión ética moral, ninguna ecuación económica lo explica No hoy ningún proyecto económico que me pueda explicar, como hago yo para conseguir que la gente tenga aptitudes dignas, dentro de un marco de crecimiento armónico en donde el proceso endógeno se da en estas condiciones.

Cuando se cruzan las curvas de la innovación, de la investigación, del desarrollo, de la articulación de las entidades y hay una materia prima en la gente, donde se quiere valorar como ellos, sabiendo que la trascendencia no está solamente en ganar dinero sino en dejar algo para el que viene atrás. Bueno esta teoría del rendimiento decreciente rompe el esquema de aquellos economistas clásicos, conservadores, que siguen insistiendo, ahí el FMI mandó otra vez la receta achiquen la economía, no le den plata a la gente, aumenten el tipo de interés para que la gente no tenga solvencia y por otro lado estos escalones se tienen que dar, no se puede dar uno solo, porque uno solo no alcanza, no es suficiente Ese cambio endógeno viene de abajo hacia arriba, desde lo local trabajando, fuertemente lo territorial, es un espacio construido no es un espacio vacío y de golpe se ponen dos fábricas, cinco personas, cuatro plazas y ya se arma el territorio; no, se construye es una superficie que tiene un símbolo, nosotros tenemos símbolos para San Martín, el símbolo que nos destaca es de ser capital de la industria y de la tradición. No es lo mismo estar en Bariloche, Carlos Paz o vivir en San Martín.

El elemento que nos destaca es ser una entrada de empresa pymes muy importante que hace que el territorio tenga sentido, tenemos una entrada en lo educativo y cultural que le dan una diferencia notable. Esto es tomar conciencia de las cosas. Existe un ordenamiento, una vertebración urbana, San Martín no es una isla, estamos conectados con Tres de Febrero, con Vicente López, con Tigre, es decir, una decisión que se tome en el uso del suelo en Vicente López, en San Isidro balancea para un lado o para el otro decisiones de conectividad, como el tema de la seguridad. Dice una publicación de Clarín local, que tenemos en San Martín 59 villas, que hay 100.000 personas por de bajo del limite de pobreza e indigencia viviendo en la región.

Gente que ya va por la tercera generación que vive de la basura, que recoge la basura, que no tiene una conducta de trabajo, ni tiene un ordenamiento, gente que no come en la mesa con la familia, hay gente que se educa en eso, ni hablar del consumo de drogas, de todos elementos de la degradación humana. Entonces la pobreza que vivíamos hace 40 años atrás, era una pobreza con dignidad, porque uno tenía el pantalón roto pero limpio; a la pobreza que tenemos hoy mezclada con la droga, con la indigencia, y esa falta de respeto por la autoridad que ejercen los educadores sobre nuestros hijos no se solucionan con discursos políticos solamente, se solucionan con una construcción desde lo local, con un proyecto que la integre a la gente.

Trabajando para esas 100.000 personas, tratando de salvar a algunos. Como hacemos para que el municipio trabaje coordenadamente con la provincia y con la nación para solucionarlo. Porque no es solamente darle una casa a la gente, es darle una educación, una escala de valores, que muchos ya por un problema de no comer como corresponde están fuera de sistema. También hay que buscar en espacio para esa gente, todos somos seres humanos y merecemos la dignidad y el respeto. Para hacer desarrollo local es necesario tener empresas y nosotros estamos en una región especialmente para eso, porque tenemos un entramado urbano industrial muy potente, en donde tenemos el sector del plástico, el cuero, la mecánica, la madera y una infinidad de cosas; por ejemplo las empresas que hacen latas para conserva, casi todo se hace acá.

Porque se da el crecimiento así, las empresas de mayor valor tecnológico se ubican en Olivos, San Isidro, Martínez, todas las que son de informática, farmacológicas, aquellas que tienen que ver con la medicina, con el control de elementos neumáticos e hidráulicos para la industria en sí, están ubicadas en la ribera. Nosotros somos el tronco intermedio, somos de gran valor tecnológico pero también aquellas que son las troncales, metal mecánica, las químicas, las textiles, somos de base intermedia con una incorporación en la parte tecnológica también.

Entonces veamos cuales son los elementos que necesita el empresario hoy en día, fíjense que están resurgiendo todas las carreras clásicas que descubrimos hace diez años, porque no hay torneros no hay fresadores, incorporados con la base tecnológica, es decir no se puede incorporar el tornero de hace 10 años atrás, tiene que saber informática, porque ahora viene control numérico. Viene el conocimiento del tornero de 30 años atrás incorporado a la tecnología moderna. La tecnología hoy en día se difunde en el territorio rápidamente, porque en un lugar donde hay una gran concentración de empresas, la necesidad en la oferta y la demanda está rápidamente conectada. Nosotros tenemos el valor más importante que puede tener una región, pero tenemos la desgracia de vivir muy cerca de la capital y somos traidores de nuestra región, porque consumimos fuera de nuestra región. Además no tenemos un diario, tenemos semanarios, uno se va 100 Km. Y tienen el periódico de la región y lo leen, nosotros no tenemos esa demanda, la gente compra Clarín, Nación, no compra el diario local.

Nosotros no tenemos un canal como en el interior, uno va a Pergamino y el canal interior el informativo, lo mira todo el mundo, se enteran de todo ahí. Nosotros como nos enteramos de lo nuestro. Esa es una de las grandes contras, la no-pertenencia al territorio, el no querer lo que nosotros somos, el no defender lo que nosotros tenemos como valor, y eso es una de las primeras cosas que hay que hacer. Para ser agente de desarrollo local hay que trabajar fuertemente en eso, la pertenencia. Vamos a volver a repetir, es un lugar de identidad cultural, de integración múltiple de constitución de actores sociales, que tenemos que ver mucho de la cultura, de donde venimos y quines somos. Esto para los economistas es como decir chino básico. La teoría clásica es que si este es el organismo de una persona, como lo estudiamos, mediante los especialistas de cada sector, entonces ninguno atiende a la integrabilidad. Si no comprendemos todo lo que involucra el desarrollo económico territorial vamos a caer en esta tendencia reduccionista, que estudiamos solamente una partícula y no vemos la integrabilidad del ser humano. El ser humano no es una partícula, no es sólo el corazón o el hígado etc., sino que el ser humano esta compuesto por todo esto, por materia, por espíritu, por historia.

La idea es que por supuesto la ciencia clásica es buena, que las ecuaciones económicas son buenas, que la medicina, la sicología son buenas, pero si no atendemos a la integralidad, y en esto colocamos la cultura, la tradición, las costumbres, la forma de vivir nuestra, que queremos nosotros hacer de nosotros mismos, que queremos hacer con la educación, con la industria, que quieren hacer los empresarios, si nosotros no decidimos y deciden otros por nosotros nos está pasando lo que nos pasa. Por eso tenemos que trabajar una red que esta instalada en el proyecto que estamos desarrollando en San Martín, que es atemporal, aunque muchos le quieren poner la camiseta de una persona, yo lo lamento lo estamos haciendo ahora, no nos dimos cuenta antes o no supimos. Creo que la planificación estratégica viene direccionada por todo el mundo, los países más importantes como Italia, Alemania, Japón ordenan sus países deciden que hacen con lo suyo y nosotros decimos que ese trabajo es lo que hace falta.

Por eso la situación es compleja y abierta. Edgard Moran dice en su libro Introducción al pensamiento complejo, que la situación de complejidad muchas veces es porque uno quiere solucionar las cosas muy simplemente y cuando va con soluciones simples a cosas complejas no hay solución, una aspirina no cura el cáncer, pero una buena terapia completa que tiene en cuenta lo químico, lo físico y lo espiritual puede ayudar a colaborar para que ese paciente se mejore y se cure. Insisto en hablar territorialmente, porque no hay ninguna posibilidad de salvarse San Martín solo, nosotros decimos de lo endógeno hacia arriba, esto quiere decir que el primer paso es el territorio, como me conecto con capital, con Tres de Febrero, con Ramos Mejía, como son las rutas, como es el hecho económico.

Porque esto no es todo comercio exterior, porque no se puede exportar mas del 20 al 25 %, el 80 % lo tiene que volcar al mercado interno, porque le cortan el tipo de cambio y se quedó sin trabajo Esto es en todo el mundo. Así como en Italia las cámaras tienen, diputados y senadores que defienden lo local, lo territorial, defienden las pymes, leyes que estén a favor de las pymes o defienden que el petróleo no se modifique por cualquier razón, porque nos están haciendo creer que porque hay problemas en Irán, Irak que nosotros tenemos que modificar el petróleo, lo increíble es que el petróleo esta debajo de esta tierra, lo sacamos nosotros y empresarios españoles nos dice cuanto vale el tipo de cambio y porque se tiene que modificar.

Por eso lo territorial, por eso queremos saber donde queremos ir nosotros, por ejemplo que tipo de industria queremos tener en San Martín, contaminante, no contaminante, de materias primas, ser proveedores del estado, vamos a trabajar en la innovación, vamos a tratar, como en el territorio no tenemos mucho espacio, tratar de tener las empresas que tienen mucho valor agregado, mucha tecnología, mucho conocimiento porque el entorno lo da y ganamos en el territorio eso, entonces es empresa va a poder pagar mejores impuestos, va a poder integrar y a su vez va a obligar que su empleado – que vive en la región – se capacite, estudie. Para que no ocurra como otrora que salimos todos a estudiar computación porque no sabíamos que hacer, ya que no había fábricas, entonces el padre de familia se quedaba en la casa a limpiar, la madre salía a trabajar y el hijo a callejear y así paso lo que nos paso.

Entonces la inteligencia de un territorio es el conocimiento, el valor intangible, las personas; no vale el terreno, no vale la tecnología, todo eso se compra, toda la pampa húmeda completa vale lo que factura una empresa grande en capital. El valor más intangible, más endógeno, más representativo es el conocimiento que depende de la gente No el conocimiento individual, sino el que puede servir a la comunidad. Como podemos hacer para que por ejemplo el concejo escolar este alineado a políticas territoriales, nuestras, que de alguna manera podamos educar a nuestros alumnos en el tema de la ecología. Poder hacer un plan de urbanización donde la basura se seleccione en casa para que nuestra gente que recoge en J. L. Suárez las cosas sean un enganche con la gente que pueda recoger los miércoles y los viernes los plásticos o papeles, para que eso tenga un valor agregado y armar cooperativas, como tenemos en la universidad, ubicada en los galpones de la estación de San Martín.

Tenemos allí trabajando a 25 personas de la villa de J. L. Suárez desde hace dos años. Se pusieron de acuerdo ya que le pagaban 20 centavos el kilo, ahora lo pueden vender a 70 centavos. Nosotros les explicamos que alguna vez se va a acabar el tema de la basura, capacítense. Han comprado una prensa y hacen materia prima, ya lo venden casi a 90 centavos. Primero ellos no los estafan, porque sabían leer y escribir cuando lo vendían afuera en las balanzas lo que equivalía a un kilo era pagado como 700 gramos. Tienen que tratar de venderle a las empresas que quieren comprar. Para ello hay que enseñarles a procesar el material. Tengamos en cuenta que esto comenzó con crédito que le dio la universidad y que además son los primeros que vienen a pagarlo.

Algunas veces quieren pagar de a dos cuotas y les explico que paguen de a una que con el resto del dinero compren botellas a otro ciruja y pueden venderlo dos veces. Entonces que le decimos ahora pongan una máquina inyectora, este proyecto esta en marcha la necesidad está, la gente está, la materia prima está, los que compran están, mejor negocio imposible. Hay que ocuparse de esa gente que tiene mucha necesidad y que es gente buena hay que sacarla de allí, entonces no solamente estaríamos haciendo un proceso productivo social sino que incorporamos al proceso productivo social y económico. Y estas personas dentro de dos o tres años tienen que tener su inyectora y ya trabajar por su cuenta. Pueden salir a la competencia.

En el mientras tanto los sacamos de la indigencia, de la marginación, de la degradación, y pasan a ser hoy en día personas que tienen su dignidad y que de alguna manera manejan un capital a los que podrían llamar cuasi empresarios, ya regatean y piden y solicitan y exigen. Quieren vivir mejor. Como todo el mundo. En San Martín, tenemos también el polo tecnológico, que nosotros queremos que vengan a meter la tecnología diferencial ahí donde se necesita, pero al empresario no lo podes engañar, hay que decirle -yo te pongo esta tecnología y vas a ganar 20% más. Entonces, la tecnología, el conocimiento aplicado hace que se mejore la productividad, la eficacia, la eficiencia de los territorios de la localidad donde vivimos.

 La red de actores tienen que estar vivas, no sellos de goma, redes de actores que frente a la adversidad sigan adelante, con valores, con principios. Porque esto es una construcción, y dijimos hoy que estamos haciendo los cimientos, pero darnos cuenta que lo tenemos que hacer, aunque no veamos como dice el poeta, aunque no veamos la salida. Como hicieron mucho mas sanamente nuestros abuelos que tenían menos ambiciones pero tenían en algunas cosas mas claridad que nosotros. Entonces las redes de actores son fundamentales. ¿ Cuáles son las instituciones que están dispuestas a trabajar en un compromiso en el territorio, mas allá del terreno político? Bienvenidas sean, porque no podemos dejar de lado las instituciones, llámense el concejo deliberante, el municipio, las cámaras, las ONG, los jubilados, los clubes, las escuelas, etc., etc., etc. Uno de los elementos que trabajamos el año pasado es en educar, en hacer participar a las instituciones en esto, que no solamente esto es para la foto sino que es una construcción.

El aprendizaje, fundamental, traccionada de la demanda, de lo que se necesita en el territorio, si estaríamos en Bariloche capacitaríamos sobre turismo, sobre el desarrollo ecológico etc. Acuerdo, que quiere acuerdo, quiere decir dirigido hacia el bien común. Acciones concretas. ¿Qué hacemos con la gente, con las empresas, con la educación, con las escuelas, cual es el problema, cual es la temática? Es lo que estamos planificando. El coordinador del plan estratégico tiene todo ya armado, hay una cantidad de acciones concretas que se discutieron el año pasado y algunas que ya se están buscando solución, y algunas que no se van a poder solucionar.

El tema de las cloacas, que la mitad del distrito no tiene cloacas, no lo vamos a poder solucionar porque no depende de nosotros, depende del agua y que hay que poner una bomba de achique, y no tiene solución por ahora. Pero si podemos nosotros en lo territorial, decir, Tres de Febrero, ustedes tienen el mismo problema vamos a salir juntos, juntémoslo, salgamos con la provincia a buscar soluciones, esto es la construcción de abajo hacia arriba, y políticas que estén dirigidas a repotenciar aquellas externalidades que generan actividad económica, generan sustento cultural, sustento social. Esto es fácil decirlo, el asunto es ponerlo en práctica, por el grado de complejidad. El valor intrínseco que tenemos nosotros, la capacidad empresaria que no se compra, un empresario no se hace en dos días, un empresario es una vocación, es segmentar el mercado, saber la necesidad y los requisitos que tiene el cliente, visualizarlo, proyectarlo, conseguir el financiamiento, conseguir a la gente y después venderlo y cobrarlo. Hoy en día aparece el nuevo empresario, la capacidad empresaria está.

Nosotros tenemos una materia que ayuda al desarrollo de esta capacidad. La formación, la transferencia de conocimiento. La información, ¿Sabemos cuantas empresas están disponibles para ser clientes de una empresa de San Martín misma? Muchas veces salimos a buscar materia prima a otro lado que podríamos haber encontrado acá. ¿Hay una lista en el municipio que diga todas estas empresas son y están calificadas? Tenemos un sello que distinga San Martín, como hay regiones de Italia, la zona del calzado, de la madera y ve territorios enteros de un mono-rubro con un sello de calidad y que uno comprando ahí sabe que tiene una fortaleza.

Hay en libros enteros de sociología, que explican como es el pobre de San Martín, que come, que come la clase media, que come la clase alta, porque esta gorda la que vive en los ranchos y el que tiene plata es más flaco, pero eso es como lo del INTI, que hacen un documento lo exponen a las revistas internacionales de ciencia en Europa, pero no está aplicado, entonces de que sirve. Lo que tenemos que hacer nosotros es aplicarlo. La innovación aplicada, asistencia técnica y comercio exterior. Les quiero explicar ahora la capacidad de desarrollo que tiene un territorio, esto viene de la teoría de conjunto. Los territorios tienen como características, todos, conocimiento, algún que otro pacto y cierto liderazgo. Lo que está detrás del conocimiento como algo superador, es la capacidad creativa, si no hay conocimiento, no hay capacidad creativa, el paso superador del conocimiento es la capacidad creativa. Si hablamos de pacto, que capacidad organizativa tienen las instituciones, saber manejar los acuerdos pensando que lo absoluto, en esta vida, no existe. Detrás del liderazgo y como elemento superador está la capacidad de decisión. ¿Qué tipos de líderes tenemos?

Tenemos líderes optimistas, que conducen, que manejan, que horizontalizan, como hoy en las empresas se quiere hacer – donde la decisión la toma el empresario, pero se comparte con opciones equilibradas, el compromiso no es solamente que vamos a trabajar, sino que el obrero, el supervisor, el gerente asumen también directivas de comprometer el dinero de la empresa en aras de un beneficio en común – tenemos ese tipo de liderazgo, tenemos esa capacidad de decisión o es ese acuerdo transitorio como tenemos muchas veces en las instituciones que dejamos al mismo presidente de la ONG porque hace 40 años que está, y entonces todo se transforma en una transición pos-muerte.

El buen líder lo primero que tiene que hacer es formar un equipo, esa tiene que ser la visión del líder de hoy en día. No es esa visión que se tiene del líder que es un visionario y si él lo decidió es porque todo lo sabe y si él lo decidió así debe ser, no, el líder es el que comparte que deja que los demás tomen decisiones, que se discuta, que tiene una actitud empática. Por eso Dios nos puso dos oídos y una boca. Este es el poder local lo que puede llegar a potenciar un trabajo de desarrollo local, en esto estamos nosotros. Con una gran posibilidad creativa, con una gran oportunidad organizativa, con una gran capacidad de decisión porque existen liderazgos, hay muchos líderes, que todavía no aparecen pero que están formados y que estamos esperando que aparezcan.

 La idea superadora es, del conocimiento pasamos al saber, es una alternativa superadora, conocimiento es casi la información, el saber requiere mucho de lo intangible del ser humano, son cosas que se ven y que no se ven, y del compromiso. Fíjense otra circunstancia superadora del pacto, el pacto es eso y punto, el compromiso es jugarse, es poner la vida en lo que uno está haciendo, y esto no quiere decir crucificase, quiere decir levantarse todos lo días a la mañana, ser buen padre, buen empresario, buen obrero, buen empleado municipal, comprometerse con lo que uno piensa y estar lo que digo siento y hago en una concordancia.

Frente a esa imagen del líder, pro-activo, que sabe escuchar, que sabe armar equipo, aparece la iniciativa entre la iniciativa y los compromisos está la regulación de los conflictos, entre la iniciativa (creativa) y un compromiso donde se pone lo que se tiene que poner esta la regulación de los conflictos, porque toda actividad humana genera los conflictos. La regulación de conflictos es fundamental en la situación de un desarrollo endógeno, no tirar la basura debajo de la alfombra. Entre la iniciativa y el saber, esta la planificación (plan estratégico), entre la iniciativa, la movilidad, la red de actores que tomen compromiso y el saber esta la posibilidad de definición de la estrategia donde queremos ir. Fundamental adonde queremos ir.

Lo hacemos con la gente, acá no puede venir ningún visionario, sino somos capaces nosotros de decir que queremos hacer, no lo va a decir nadie. Por mas que se queden en la casa esperando que aparezca un líder mesiánico y nos explique cual es el camino a seguir, créanme, que en lo que es el desarrollo local, en lo que es territorial nadie nos lo va a decir. Porque el día que la gente diga yo quiero este camino y elegí esté camino y el procedimiento es esta planificación de su región, de su territorio, llegan al objetivo que se plantean y ninguno va a decir que no. Porque si nosotros decidimos que vamos a ser un parque industrial o un hospital nuevo ninguno nos va a decir que no, al contrario se nos van a subir, sabemos como es la técnica del negativo. Entonces, regulación de los conflictos, generación de aprendizaje, definición estratégica, esto es lo que tenemos que plantear. Hoy gracias a Dios tenemos esto, muchos lugares no lo tienen. Eso es un valor muy importante.

Vamos a finalizar con el potencial endógeno del territorio, recursos económicos flexibles como tiene el norte de Italia, una etapa del año exportan, otra etapa trabajan para el mercado interno, tienen territorios completos, zonas como San Martín y Tres de Febrero, donde se dedican al mueble y la madera o al calzado etc. Esto en la cadena de valor donde están todas las empresas (que pueden llegar a tener 2000 empresas trabajando) las cuatro más importante que son las que importan les interesa que esta chiquita del mueble y la madera que hace los regatones de esta silla tenga calidad en sus productos, entonces esta grande dice al banco dale un crédito a este porque si me pone los regatones mal, cuando yo le vendo a los alemanes, no le voy a poder vender porque los regatones son malos. Entonces, fíjense que cadena virtuosa.

Esto que nosotros tenemos que intentar hacer acá en San Martín, del mueble, de la madera, del calzado, del textil de lo que fuera, lograr que la grande no quiera que se muera la chica, total si la chica no puede brindar calidad, se lo compran a otra empresa de cualquier lugar del país o del exterior. No esta el concepto territorial, por eso nosotros tenemos que lograr esto, que el empresario más grande tome conciencia tome conciencia que tiene que tomar el personal de acá, pero también tenemos que tener una oficina de empleo que tenga una lista de empleadores lo suficientemente capacitado para que la demanda sea solucionada. Si no que estamos haciendo, buscamos a cualquiera y lo metemos dentro de una fábrica y le estamos dando la no-calidad, en la formación dentro de la empresa, entonces le creamos un problema al empresario.

Los territorios donde esta la tecnología, la innovación, el desarrollo incorporado con los institutos, las universidades en un antes y un después de la cadena de valor, demuestra que tiene un grado de flexibilidad, que queremos decir; en un momento determinado temporada alta se exporta, se trabaja para la exportación y luego se trabaja para el mercado interno. ¿Cómo lo logramos en San Martín? Mediante un proceso educativo, en Ayacucho y Matéu tenemos tres consorcio de exportación que están trabajando, el distrito del mueble y la madera, un proyecto de hace años, que viene con la cámara de San Martín y Patagónica herrajes, son 15 muchachos que están exportando en todo América Latina herrajes para los muebles.

Lo que digo es que es un problema educativo, y es un problema que las universidades, los institutos, el poder político de turno y todo un accionar, en cinco o ser años poder tener en San Martín cuatro distritos industriales, químico, la industria del calzado, metal mecánico, que ellos sumen el esfuerzo. Esto es construcción, es decisión nuestra. Termino, Recursos culturales, rescatar toda la historia, no tenemos edificios históricos, nosotros si nos dejan tiramos todo construimos nuevos y no preservamos la historia.

Vamos a tratar de respetar la que fue San Martín fue eso una cuna de inmigrantes, de italianos, de españoles, de judíos, de alemanes una cuna donde se formó un crisol que somos nosotros, y crecimos un día porque pasó el ferrocarril y la parte eléctrica del ferrocarril era la que mandaba el crecimiento y crecimos y nos transformamos en lo que somos pero respetemos nuestra historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: