Proyecto Nacional (Ing. Loris Bongiorno)

El tema que nos convoca hoy, es proyecto nacional y lo primero que voy a decirles es que cuando vine la primera vez a este curso me sorprendió lo heterogéneo, en edades, en sexo, en características, de los participantes. Por eso quiero destacar que cuando uno expone, se generan imágenes en ustedes y por lo heterogéneo  del grupo son de la mayor diversidad, esta dificultad la vamos a resolver con la participación de cada uno de ustedes.

Diciendo cada uno que es lo que les parece o que les deja de parecer. Porque el término bueno en una mujer es importantísimo, en los hombres les voy a decir que en realidad cuando uno dice es un buen tipo, esta diciendo que es un buenudo, pero una mujer no dice eso. Y cuando una mujer dice, yo te amo, dice mucho más que cuando un hombre dice, yo te amo. Esto es porque las características de hombres y mujeres son distintas.

Fuimos hechos para cosas distintas, para objetivos y realidades distintas y para concreciones de esfuerzos comunes a través de los distintos aportes que podamos hacer tanto el hombre como la mujer.

El otro tema que tenemos en juego en esto es el tema de la autoridad, cuando yo era estudiante tenía un docente que nos decía sobre la importancia de la primer clase que tenía frente a los alumnos, todos los años lo más importante era la primer clase, porque decía que en esa clase se ponía en juego todo lo que iba a hacer después.

En realidad lo que estaba precisando que la autoridad la tiene cada uno y es indelegable y es propia, es decisión de ustedes delegarla o no. Si hablamos de rever  el sistema educativo, una de las cosas a tener en cuenta es el tema de la autoridad. Porque es imposible que se enseñe y se aprenda (el que expone, también enseña y aprende a la vez) es imposible que se pueda hacer sin un principio de autoridad.

Nosotros tenemos que ver hoy es el proyecto nacional, plantearlo hoy es complicadísimo, hace 20 años atrás era mucho más fácil porque era un término mas usado, mas conocido, mas reflexionado con muchos mas elementos, hoy esta mucho más en el aire, tiene un proceso de desvalorización, desde el punto de vista de que todo el mundo habla de proyectos pero no se terminan por definir se ha hecho tan común que se ha convertido en obvio, no hay nada mas complicado para una cosa que cuando se convierte en obvia, porque ya nadie mas la analiza.

Cuando yo proyecto, proyecto  mi vida, lo que tiene la particularidad de que todo lo proyectado, lo planteamos para futuro pero tiene un sistema de realización. Esto aparentemente esta lanzado hacia el futuro pero es imposible  plantearse el futuro si no hay un sistema de mediatez  permanente. Si no voy construyendo ese futuro inmediatamente, lo que sí es cierto es que tiene que estar pensado, madurado, planificado sino es imposible que exista. En la Argentina a partir de la década del ’50 del siglo pasado.

El tema de planificar y proyectar fue una cosa que se fue manejando bastante, tanto es así que algunos sociólogos que dicen que debe haber una  disposición de que el pueblo participe con los gobernantes, que demuestre o reclame los proyectos comunes hasta que se decida aplicar.
Volviendo al tema que las imágenes fijan y acotan la imaginación, vamos a desarrollarlo con un ejemplo. Cuando se plantea el tema del amor en la televisión, aparece una mujer rompiéndose el lomo que atiende a su familia o que está limpiando su casa o que trabaja todo el día, o en tal caso aparece un hombre poniendo límites a su hijo,  o apostando esfuerzos al conjunto familiar, estudiando, preparándose para el futuro, no, aparece el tema de la relación entre el amor y el sexo. El cierto que el sexo participa del amor, pero cuando el sexo se convierte en el único elemento del amor, el amor se murió y el sexo es un elemento salvaje.

Quiero decir con todo esto que cuando nos tenemos que plantear desde la imaginación como somos nosotros, tenemos una cantidad de cosas que ver para llegar a ver como somos realmente.

Frente al tema que los intelectuales puedan formular y  lo que el pueblo quiera y lo que sea posible realizar, todo es un tema de organización, para definir quienes son los más capaces para poder llevar adelante un proyecto. Por ejemplo en el tema medicina los intelectuales tienen que buscar a ver quienes son los más capaces en medicina para poder llevar adelante la política de salud, esto no quiere decir sea el cirujano más capaz del mundo, si no que tenga la capacidad para poder expresar y tomar el tema del conjunto para llevar adelante las políticas de salud. Esto necesita expresarse a través de una organización, estar organizados, para establecer lo que el pueblo quiere hay que estar organizado para poder expresarse.

Ustedes me dicen que el ministro de salud no representa lo que la mayoría del pueblo quiere con respecto por ejemplo a la salud reproductiva. Bueno esto es parte de la cosa.

El último elemento de presión de lo que se llamó la comunidad organizada fue en la década del ’70, después desde allí para adelante se destruyo todo, yo diría que todo el proceso que se montó en dicha década fue justamente para destruir la posibilidad de organización del pueblo.

Todo este proceso solamente se puede dar por aglutinamiento, que es lo que estamos haciendo, planteando las ideas, las va discutiendo, las va tomando o dejando u opinando, y este proceso permite llegar, a lo que desde el punto de vista de la civilidad, es una unidad de concepción. Esto no quiere decir que todos pensemos igual, la unidad de concepción significa que sobre los temas fundamentales todos tengamos en claro cuales son los problemas  fundamentales a resolver. Eso lleva después a una unidad de acción.

Lo que pasa que es impensable resolver problemas cuando somos todos grupúsculos donde cada uno esta en cada lado y donde se pelea cada uno en cada lugar. Hace un tiempo atrás el sociólogo Rovier nos planteaba que en las encuestas la gente decía que cuando se la consultaba sobre quien puede ser un gobernante que resuelva los problemas y la mayoría contestaba los peronistas, inmediatamente planteaba de que extracción política son los gobernantes más corruptos y la respuesta era la misma, los peronistas. Digamos la gente tiene claro desde el punto de vista de la experiencia planteada en la Argentina de que el peronismo fue el que llevó adelante mas claramente lo que se llamó el movimiento nacional y expresó soluciones para hacerlo. Lo que pasa que ante la muerte de Perón en lugar de discutir como se resolvían las cosas se empezó a discutir quien era el que lo reemplazaba. Y así terminamos siendo lo que somos hoy, en donde se ve expresiones de peronistas repartidas en todo el espectro político argentino y nadie resuelve absolutamente nada. Hay un reconocimiento histórico del pueblo argentino, que sabe que algunas cosas que se hicieron en aquella época  se reconocen como buenas, el problema es como se hacen hoy, y cuando se resuelva como se hacen se resuelve la celeridad con que se hacen.
Ustedes recordaran lo que eran las industrias en Córdoba donde se fabricaban autos, aviones, motos, etc. estas empresas producían desde un avión hasta una bicicleta – estoy hablando del año ’50 –imaginen si se hubiera desarrollado, lo que pasa que en la memoria colectiva de nuestra gente ese tema queda, saben que existió, saben que se pudo hacer, saben que hubo profesionales que trabajaron y construyeron un avión, un avión que los ubicaba en la avanzada de los aviones de última tecnología en el mundo, y también saben que en la Argentina cuando no existía otro vehículo utilitario del mismo nivel como era el rastrojero, vino un ministro que se llamó Martínez de Hoz que cerró la fábrica y no es que no se podía vender, no había vehículo utilitario de ese nivel, se vendía como pan caliente el rastrojero,  con lo cual se dejó de producir algo útil que era nacional sino que quedó gente en la calle y se arruinó toda una serie de experiencias. Esto esta en el recuerdo de la gente.

Con esto quiero decirles que se hizo algo argentino, donde se proyectó, se trabajó y se avanzó entonces ya esta gente que vivió esto y lo mantiene en su memoria y se lo transmitió al hijo y al nieto nadie le puede decir que no se puede hacer. Si se puede hacer. Para avanzar en este tema nos falta justamente que se exprese el movimiento nacional, a través de la forma que tenga de expresarse, a través del nuevo sistema que tenga que aparecer con las nuevas variantes que tengan que introducirse, llevando los principios de la Argentina. Yo creo que tenemos que hacerlo. Porque si fuéramos 300 millones de habitantes a las potencias no les sería tan fácil penetrar en nuestro sistema.

Entonces en ese esquema hay que ver con que ayudamos a que la cosa avance, conque ayudamos para que la familia esté mas fuerte, conque ayudamos a que halla mayor contención, conque ayudamos a que no existan más excluidos. Algo nuevo que existe en el mundo es la exclusión social, saben ustedes lo que quiere decir excluido, que la única salida que tiene es la muerte, no hay otra, y estoy hablando de personas humanas como cualquiera de nosotros, estoy hablando de padres, hijos, hermanos como cualquiera de los que estamos acá, la única salida que tiene el excluido es la muerte. Y no puede existir en un país como la Argentina excluidos. Tenemos que hacer algo, tenemos que empezar cada uno de nosotros desde nuestros lugares a intentar hacer algo para modificar esta realidad. No esperar que lo resuelvan los demás, creo que la batalla pasa por nosotros, porque no es el problema de que el corrupto es el otro, la corrupción se termina convirtiendo en un elemento común y bueno decimos dale que va total, y eso favorece el caldo de cultivo para que se haga.

Debemos desarrollarnos y avanzar desde cada uno de nosotros, haciéndolo en  la forma en  que somos. Y en realidad, esto que les voy a decir mucha gente se enoja cuando lo digo pero el argentino como es altamente inteligente, creativo  y muy capaz, es vago. Porque cuando yo iba a la escuela primaria decían que la Argentina era rica, pero nadie te decía que la Argentina es rica  porque tiene  la gran capacidad de tener  emprendedores. Y el 90 % de las fábricas que se han desarrollado son producto de emprendedores que se rompieron el alma noche y día para poder desarrollarse, que empezaron en el fondo de su casa, después alquilaron un galponcito, después un galpón más grande y luego la fábrica más grande. Esa es la riqueza del país. La riqueza del país son los emprendedores, los que tienen la capacidad de ir haciendo, de ir transformando, de ir creando, de ir reproduciendo la cultura nuevamente. Y normalmente un emprendedor, que le gusta vivir bien como a cualquiera,  no tiene como objetivo principal el dinero. La plata, la plata y la plata es el objetivo principal de las multinacionales. Y cuando me cruzo con algún argentino que es multinacionalista, sobre todo con las de servicio, que hacen las cosas que hacen, le digo pero vos pensaste  en la Argentina, pensaste que dentro de un año o dos no vas a funcionar mas acá y te van a decir y te van a despedir sin siquiera darte las gracias por los servicio prestados. Y las multinacional que funcionan en la Argentina, están manejadas por argentinos, son empresas que se ocupan de hacer dinero y no les preocupa el servicio que dan. El emprendedor no tiene el problema de hacer plata y más plata, tiene el problema de la creatividad, de rehacerlo, de verlo y esa es la mayor riqueza que tiene el país.

Les dejo dos cosas para pensar, la verdad que sería una torpeza hacer un planteo del aglutinamiento sin plantear una salida a las cosas. Yo creo que tenemos en el futuro dos  cosas, una construcción política a partir de lo trascendente – o sea a trascender de sí mismo-, y esto obviamente es un proyecto nacional, porque ustedes cuando escuchen hablar de proyecto, pregúntenle de que habla porque muchos hablan del proyecto personal, el proyecto me salvo yo y los demás no.

La obligación de hoy no es un problema de la disputa del poder por el poder, sino del poder para poder servir. Y para que el poder se convierta en un elemento para poder servir hay que pensar en trascender hacia  los demás.  Esto que uno lo comprende cuando al llegar al medio siglo de vida, lo personal ya está hecho y uno mira más por los hijos, por los nietos, del resto de la familia, es decir sale de sí mismo y mira mucho más para adelante. Lo importante de esto es que nos atrevamos a hacer una construcción política  que sea trascendente, que empecemos a pensar en el otro, que empecemos a construir poder para poder servir.

Y el otro tema se denominó el peronismo que tenía una idea central, un sistema de vida que tenía un eje central. El pueblo lo definió con un cantito que decía ni yanquis ni marxistas, peronistas. O sea la tercera posición. Esto quiere decir que nosotros construimos una nación y se la mostramos al resto del mundo pero con la identidad nuestra. Una nación que funcione con nuestra forma. Por eso la tercera posición. Los países se ordenan desde la política exterior. No estaba alineado con otros.

Yo creo que el eje de la construcción de la ideología política hoy, es la solidaridad.

Gran parte de nuestro pueblo come gracias a la solidaridad de otra parte del pueblo, hay muchísima gente trabajando para la gente quiere decir que hay una gimnasia solidaria que está fundamentada dentro de una concepción. Este tema expresado hacia adentro, si se expresa hacia fuera hay naciones que están peor que nosotros, mirando Latinoamérica veremos que todos los países tienen los mismos problemas. Obviamente si alguien muestra que se puede resolver y proyecta sobre ello hay solución. De hecho el MERCOSUR  es una cosa planteada hace una gran cantidad  de años donde empezó a manejarse y a ordenarse a través de algunos conceptos  primeros, el primer concepto originario del MERCOSUR era ordenarlo desde la cultura, la integración, porque con la cultura todos pueden aportar algo. El problema de la cultura no es una cuestión menor, los gobiernos y las naciones desaparecen cuando toman otra cultura o están doblegadas por otra cultura. Como el trabajo es un tema cultural se dice que una nación desaparece cuando deja de trabajar.

Porque creen ustedes que desaparecieron lo Incas, estoy hablando de algo  que venía desde el Ecuador y llegaba hasta Neuquen con un sistema de acueductos como tenían los romanos, con un sistema de rutas para poder comunicarse rápidamente en caso de un objetivo militar, con un sistema de manejo del cultivo y de los riegos, y sin embargo desaparecieron.

Cuando otrora se planteó desde la Argentina  la tercera posición, lo que se estaba planteando era que la Argentina necesitaba expresarse de otra manera, y no aceptar ni una ni otra visión y estábamos planteando una que nos representara a nosotros. Obviamente esto es una revolución, y una revolución mundial.

Yo lo que estoy diciendo, observando a mi pueblo, por cómo ha reaccionado frente a cada hecho, es que el eje central es el tema solidario. Para mi ese es el eje del sistema de ideas. Si la gente participa empezarán a verse otros políticos, otros partidos, se empieza a expresar una comunidad en marcha que empieza a funcionar, que cada ejecución se revalorice y que tenga su función de ser.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: