De un inicio vigoroso a una situación expectante

Por Enrique Déntice

(Economista Senior-Escuela de Negocios UNSAM)

La Actividad  Económica

Durante enero 08, la actividad económica evidenció una fuerte dinámica de la mano del consumo (77% del PBI) propiciado por una demanda agregada que tiene en la política fiscal como en los incrementos de ingresos en sectores de alta propensión al consumo sus impulsores.

La producción industrial en el mes de enero 2008 mostró una dinámica muy acelerada con una expansión de casi el 100% respecto al mismo mes del año anterior. El 12,6% de incremento en enero 08 permite avizorar un piso para el crecimiento del sector manufacturero, cercano al 6,5% relacionándolo con el año anterior.

La construcción en términos interanuales ha crecido en enero 08 un 13,5% y que ha recuperado frente al año anterior cuando tuvo una expansión de 7,7% frente al mismo periodo.

Las ventas de supermercados mostraron un crecimiento de 25% en enero 08, marcando el mejor registro de la serie desde diciembre 2002.

  • Industria, Construcción, Consumo, Energía y las expectativas

Febrero 2008 en base a los datos del Estimador mensual industrial se mostró moderado. El sector manufacturero tuvo un crecimiento de 5,8% interanual si bien fue inferior a febrero 07 (6,9%).

El análisis del bimestre arroja un acumulado de 9% frente al 6,6% del de idéntico periodo del año anterior. La dinámica de expansión sectorial ha estado centrada en el sector automotriz (42,4%) siguiendo la tendencia inaugurada en 2006, donde la demanda interna como externa han observado crecimientos frente al bimestre del año anterior. La industria metalúrgica (17,7%) y la tabacalera (15,8%) han sido los sectores de mayor crecimiento. Los sectores textil (7%); Alimentos y bebidas (6,9%), Materiales para la construcción (6,8%); Químicos (6,5%) y Caucho y plástico (4,1%) tuvieron un crecimiento promedio de 6,26%.

La utilización de la capacidad instalada ha sido de 72,7% promedio, inferior a la de febrero de 2007 (70,8%). Este nivel general, sin embargo, se presentó bastante dispar; por un lado: refinación de petróleo (92,6%), industrias metalúrgicas (88,1%) son los de mayor uso, mientras que automotriz (41,4%) y la industria metalmecánica excluida la automotriz (57,2%) presentan la menor utilización. El resto de los sectores se han mantenido cercanos al nivel general.

Este comportamiento a las claras indica un procesos inversor en los sectores para compensar la creciente utilización.

Durante el mes de febrero, se observó un incremento de 7% interanual, con un crecimiento acumulado en el bimestre de 5,7% en la demanda total de energía que en febrero 2008 fue de 8.728 gwh. y en 2007 8.158 gwh[1]. Si bien no son meses similares habida cuenta que este año febrero fue bisiesto.

Si efectuamos la comparación mensual- febrero (con menos días que enero) registró baja- ya que en enero 08 la demanda trepó a 9.175,7 gwh.

El incremento de la demanda de energía para el periodo enero- febrero 2008/ enero- febrero 2007 según los usuarios muestra un sensible incremento. Los sectores industriales y comerciales de entre 10 y 300 Kw. (7,1%) y las industrias de más de 300 kw. (1,4%) crecieron en menor proporción que el residencial (hasta 10kw.) que lo hizo en 10,5%.

La demanda, se cubrió con mayor energía térmica (67,9%); la hidroeléctrica aportó 24,6% y la nuclear 7%. Las importaciones de energía participaron en el 0,5% de la demanda total.

Los sucesos de los últimos días, han sido aprovechados por el sector manufacturero para las paradas técnicas- con lo cual el comportamiento del nivel de actividad se mostraría positivo en su variación interanual (febrero 2008/febrero 2007), aunque no seria muy alto. En cuanto a las estimaciones del sector manufacturero- las expectativas para la medición de marzo lucían positivas frente a febrero.  Las mismas reflejaban estables condiciones y en aumento- casi 90% de expectativas favorables.

El comportamiento de la demanda esperada era de casi 98% entre estable y en aumento. Idéntica sensibilidad en cuanto al uso de capacidad instalada (96%); exportaciones (94%); importaciones (94%); stocks 96% y nivel de horas trabajadas y dotación del personal (97% c/u); se evaluaba en la encuesta cualitativa.   A partir de estos sucesos, los sectores industriales han entrado en un wait & see.   Este efecto se habrá de poner mas claro en las ventas de maquinaria agrícola como indicador de expectativa a monitorear.

Seguramente, los días de semana santa, y algunos problemas derivados por demoras en los traslados (fundamentalmente en el sector automotriz, metalmecánica, y autopartista) generarían una sensible caída en los valores esperados de actividad industrial.

Por lo pronto, las ventas en supermercados y centros de compras no solo tendrán un impacto durante la serie de marzo sino que habrá un traslado sobre el índice que mide el comportamiento de ambos indicadores en abril, con impacto tanto sobre los precios como en cantidades de intensidad dispar.

En todo caso habrán muchas explicaciones para los indicadores de actividad no tan esplendentes y todos serán aceptables en cuanto los motivos.


[1] MEM: Mercado eléctrico mayorista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: