Trabajar con Valor Agregado

Por Aladino Benassi

(Pte. de la Confederación Económica de la Pcia. de BSAS)

Cuando el tambero de antaño terminaba su tarea de ordeñe y salía con su carro a recorrer los clientes y vender la leche la cantidad de personas involucradas en este proceso productivo no era mucho mas que la familia del tambero y quizás algún ayudante en la atención de los animales.

Pero el tiempo paso y esta cadena de valor que era tan simple, hoy requiere entre otras cosas de expertos en genética que aseguren la mayor producción, expertos en alimentos para los animales, que aseguren la mejor calidad, atentos veterinarios que aseguren la salud de los animales, costosos equipos de ordeñe, logística de traslado, proceso de producción de los diferentes subproductos de la leche, laboratorios que den su veredicto en las variadas etapas, nuevamente logística de distribución del producto elaborado y finalmente una góndola donde el cliente pueda recogerla.

La cantidad de mano de obra incorporada a un mismo proceso con el correr del tiempo demuestra la importancia para los trabajadores y la sociedad, que tiene el avance de la tecnología aplicada al confort y la mejor calidad de vida, la especialización que requieren los procesos productivos hace pensar en una mayor cantidad de gente ocupada y de una calidad de conocimientos superior.

Pues bien en el comercio se terminó la simple metodología de comprar y vender , hoy hay que saber que comprar pues al comprar debemos saber a que segmento de la población se dirige nuestra atención, con que propaganda lo vamos a atraer a nuestro negocio, con que servicios lo haremos sentir mas cómodo, como ornamentamos el espacio de venta para que el tránsito del cliente por ese espacio le brinde además gratas sensaciones.

Que implica este cambio, cuyo principal objetivo es el de satisfacer las necesidades de “su majestad el consumidor”: mayor cantidad y calidad de puestos de trabajo, es así que el comercio se ha convertido no solo en el mayor dador de puestos de trabajo directos, sino también en el mayor dador de puestos de trabajo indirectos muchos de ellos de alta calificación.

La comercialización tiene en su alrededor toda una red que asegura el acto final haciendo llegar a los ciudadanos en tiempo y forma adecuada un determinado producto, facilita la organización de la ciudades asegurando su abastecimiento, siendo miles los trabajadores que se organizan para cumplir ese objetivo, con el tiempo y la competencia, la calidad de los puestos de trabajo ha ido pasando a ser un elemento de preocupación para los propietarios ya que la retención de los clientes exige tener empleados capacitados y concientes de su misión.

Ahora bien, si partimos de la base de que además de un sentido económico la tarea de comerciar tiene un valor social, la política publica debe asegurar, en beneficio del consumidor, una acción de capacitación continua de los trabajadores afectados a este sector, sin descartar lo que los propios empresarios realizan regularmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: