El crecimiento de la economía

Por Enrique Déntice

(Economista Senior-Escuela de Negocios UNSAM)

Con datos que se ubican en los momentos previos al conflicto con el agro motivado en la aplicación de las retenciones móviles sobre la soja, el maíz y el trigo, la actividad económica se mostró firme en todos sus niveles durante el primer trimestre de 2008 evidenciando un crecimiento inter anual de 8,4%, bajo el impulso del consumo y la construcción.

La inversión bruta interna fija mostró un comportamiento positivo respecto al mismo periodo del año anterior marcando un 20,5% de aumento explicado en la inversión en construcciones (10,3%) y en equipo durable de producción (34,8%).

Han evidenciado también un desempeño dinámico los sectores productores de bienes con un incremento de 5,9% y cuya explicación viene dada en el aumento del nivel de actividad de la industria (6,8%) y en la construcción de (9,7%).

El consumo privado experimentó una suba de 8,2% en la variación interanual y el consumo público mostró una mejora de 7,1%. Si bien el nivel del consumo aun no alcanza la proporción de los de la década de los 90, su comportamiento es distinto ya que hoy, de la mano de los precios internacionales altos de los commodities, no es necesario apoyarse en el endeudamiento externo para sostenerlo.

Los sectores de servicios han tenido un desempeño sólido con un crecimiento de 8,8% en comercio mayorista y minorista; la hotelería y restaurantes un 9,3% y 18,1% en la intermediación financiera, todos frente a idéntico periodo del 2007.

Sin dudas estos registros no llevan aun el reflejo del impacto del lockout agrario, por lo cual recién en el segundo trimestre del año se verá necesario monitorear la evolución de los agregados macroeconómicos, ya que sin dudas las presiones de precios habrán de hacerse sentir con sus efectos ralentizadores en los mismos.

De todas formas, la perdida estimada de casi un 1% de PIB (u$s. 3.400 millones), la caída del nivel de reservas internacionales de 5%, las suspensiones y vacaciones forzadas en sectores industriales, desabastecimiento y aumentos de precios (mas allá de los debidos al lockout algunos de ellos) por efecto del conflicto con el agro, nos permite pensar a priori que los efectos del mismo vayan a generar otros desajustes aun mas peligrosos para la economía en general.

Evolucion Trimestral PIB

2006 – 2008 var. %

año/trim

Var. %

2006

I Trim

8,8

II Trim

7,7

III Trim

8,7

IV Trim

8,6

2007

I Trim

8

II Trim

8,6

III Trim

8,8

IV Trim

9,1

2008

I Trim

8,4

Hasta la fecha es unánime el consenso entre los economistas que el crecimiento del PIB, se hallara en un orden de 7,0% / 7,4% y ello en base a las estimaciones que surgen del Relevamiento de Expectativas de Mercado, que esperan, en base a determinados parámetros centrales como son: la evolución de la recaudación tributaria, la importación de bienes de capital para la ampliación de la capacidad instalada que resulta superior a la del año 2007, la fabricación de automotores cuya producción continua en un ritmo acelerado (si bien la de maquinaria agrícola se ha paralizado) entre otras; tendrán un impacto poco relevante en la cifra final de 2008, por este conflicto.

Pero la economía es una ciencia ligada al hombre y el hombre tiene expectativas que se modifican en base a la percepción que el mismo tenga de la realidad y en tal sentido las expectativas positivas han caído brutalmente frente a los 100 días de conflicto, dejando una gran cantidad de incertidumbre instalada. El prof. Shvarzer lo grafica en forma muy simple: “las cosas van mal, pero a mí me va muy bien, dicen algunos empresarios”.

La economía tiene elementos que permitirán morigerar las perdidas materiales que ponen en confrontación: las realidades frente a las percepciones, ello no obsta sin embargo para no poner una llamada de alerta en situaciones especiales que han quedado en el cajón en estos días y tienen que ver con la evolución de los precios ya que sin dudas, la dupla de nivel de precios crecientes y expectativas negativas no resulta una combinación sana, pues de ello se desprende la toma de decisiones en cuanto a consumir mas e invertir menos de cada uno de nosotros y de la sociedad en su conjunto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: