Editorial

La crisis financiera de los Estados Unidos de América, ha corrido como reguero de pólvora en las bolsas de todo el planeta, y ha  generado dudas sobre la fortaleza de la economía más grande del mundo.

Algunos ya hablan de la nueva era post EE.UU., los analistas ya comentan que la economía mundial no crecerá al ritmo que lo venia haciendo, que tanto China como India, Rusia y Brasil que conforman el grupo BRIC, tendrán dificultades, que Europa entrará en recesión, vemos como la crisis golpea los gobiernos de Gordon Brown en Gran Bretaña, y de Rodríguez Zapatero en España.

La caída de las aseguradoras, como AIG  absorbida por el tesoro norteamericano con más de 80.000 mil millones de dólares, hacen que el principal dogma del capitalismo liberal se desplome al instante, que es el de estatizar la mayor empresa aseguradora del mundo. Además de la caída de los bancos como Lehman Brothers, y de  la mayor Mutual norteamericana; el salvataje propuesto por George Busch  y acordado con los dos candidatos es de 700.000 mil millones de dólares que serán para salvar al mercado y que pagaremos todos los habitantes de este mundo.

Pero, ¿no era acaso, populismo demagógico las estatizaciones de la Bolivia de Evo Morales, o la Chávez de Venezuela, o acaso el Ecuador  de Correa? ni que hablar ahora de la estatizaciones de Aerolíneas, de YPF, en la Argentina kirchnerista, u otras empresas que los gobiernos soberanos de América estimen que deben pasar a la órbita gubernamental  porque es mejor para el desarrollo de sus países y su interés nacional.

Claro que para los voceros y editorialistas que trabajan para los intereses norteamericanos está muy bien que el Tesoro haga lo que hizo, pero los países de Latino América no pueden ni deben hacerlo porque hay que respetar la libertad del “Señor Mercado “, y  la ”Seguridad Jurídica” de las empresas.

La Argentina  se encamina lentamente a solucionar algunos temas pendientes como el pago al Club de París, y terminar con la negociación del pago  a los bonistas que quedaron fuera del canje en el gobierno de Néstor Kirchner.

Pero tiene todavía varios problemas de fondo que debe resolver, como la inflación que carcome los sueldos de los asalariados, y como consecuencia de esto la CGT,  que lidera el camionero Hugo Moyano y otras centrales de trabajadores, comienzan a reclamar la apertura de las paritarias.

En el Congreso Nacional, el cual ha retomado el protagonismo, tienen varios temas que tratar en su agenda, como debatir la movilidad de las jubilaciones de nuestros mayores, el canje de la deuda, el Presupuesto Nacional y otros pendientes.

Pero todo gira en torno a  las elecciones generales del año que viene, y cada actor político mueve sus fichas en el tablero, buscando posicionamientos y articulando alianzas que los ubiquen como posibles contrincantes  del oficialismo en el  2011.

Todo camina muy acelerado desde el oficialismo tratando de recomponer  la imagen y tomando la iniciativa política,  y para ello  convocó a las internas en el Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires,  con el objeto de aceitar toda la organización y la maquinaria electoral;  justamente es allí, en la Provincia de Buenos Aires, donde se librará  la  batalla más importantes y definitoria, no solo del rumbo de los próximos dos años del gobierno, sino la continuidad del modelo kirchnerista.

La oposición también afina el lápiz, la Coalición Cívica ya definió que Alfonso Prat Gay será cabeza de lista en la Ciudad de Buenos Aires, y Margarita Stolbizer lo hará en la Provincia de Buenos Aires. El PRO busca convencer a Michetti para que esté al frente de la lista en la Ciudad, mientras que en la Provincia observa como juega De Narvaez, pero el objetivo es construír una estructura nacional que sea el sustento para el 2011, por ahora un poco alejado de Duhalde como le aconsejó su equipo de marketing.

La UCR, que intenta articular alguna alianza  con el resurgimiento del Vice, don Julio Cobos que según las encuestas está arriba del 60%. El ex presidente Eduardo Duhalde trabaja incansablemente para ser “inspirador”, de una alternativa peronista en el 2011 y a través  del Movimiento Productivo está reuniendo a distintos dirigentes nacionales como De La Sota, Solá, Busti, Puerta y otros que se van sumando.

El desafío fundamental de nuestro sistema político es si nos planteamos la relación política como antagonismo, es decir como la vinculación amigo- enemigo, en la cual tratamos de destruir al otro, o la relación  agonal, aquella en la cual competimos racionalmente, en el marco de las reglas del juego electoral, con nuestro adversario circunstancial y debatimos ideas, valores y proyectos.

Creo que debemos, sin ningún lugar a dudas, tomar definitivamente la segunda variante y construir entre todos, una sociedad con Justicia Social.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: