Alfredo Buglioni: “Son miserables los que quieren debilitar al Proyecto Nacional”

El precandidato a intendente de San Martín define la situación del Justicialismo después de la muerte del líder partidario.

Néstor Kirchner ha marcado con su impronta una huella tan importante que fue necesaria su desaparición física para que todos, hasta los que lo negaban, nos diéramos cuenta de su profundidad ¿De dónde venimos los argentinos? Vale la pena hacernos esta pregunta, porque a veces perdemos la dimensión de cuando asumió Kirchner la presidencia, venimos de la crisis del 2001, que continuó hasta el 2003, ahí asume la presidencia, a partir de ahí comienza a producir hitos, que quizás en el ruido político que producen los sectores poderosos no se podían ver con claridad, porque estos mismos grupos tratan de invisibilizarlos, pero hay millones de argentinos que la tienen clara porque fueron sus beneficiarios y aparecieron durante el velorio, quiero sintetizarlos: Ruptura con el F.M.I. esto hace a la independencia económica, una de las tres premisas básicas del Justicialismo.

Enterrar el ALCA, hace a la soberanía política, otra bandera del Peronismo, y la Asignación Universal por Hijo o la re-estatización de los fondos jubilatorios, que hacen a la justicia social, para completar nuestras tres consignas madres.
Kirchner fue, para nosotros, los militantes, un ejemplo de que no siempre hay que privilegiar el acuerdo, a veces hay que darle lugar a la confrontación, de no haberlo hecho no hubiéramos avanzado lo que avanzamos, porque no todos los argentinos se encuentran encolumnados en lo que nosotros llamamos el Proyecto Nacional.

¿Usted ve algún peligro institucional, es necesaria una concertación?

Nuestra presidenta no es una persona, o una figura política débil, que cayó acá de casualidad, viene con una militancia muy destacada desde hace muchos años, pasando por cada escalón de la carrera, y obviamente es un cuadro político excepcional, por lo tanto todo indica que el gobierno seguirá en la misma tónica, profundizando el modelo. Quizás se haya abierto la puerta para acercar a algunos que se hayan alejado, o construir algún tipo de acuerdos muy específicos con otras fuerzas, pero desde la fortaleza que tiene este gobierno, no porque lo pidan algunos miserables…

¿A quiénes califica de miserables?

Vamos a hacer nombres, hay que hacer nombres en esto, el primero Rosendo Fraga, que a las pocas horas de haber muerto nuestro jefe político estaba pidiendo nuestra capitulación, exigiéndole condiciones de gobernabilidad a nuestra presidenta, que tiene la legitimidad y cumple con el programa que le presentó al electorado, y que no es poca cosa en nuestro país, cumplir con la palabra empeñada.
Los otros nombres… Morales Solá, Grondona, Pagni y varios más. Y el principal miserable, el jefe de la oposición, Magnetto. Las exequias dejaron descolados a estos sectores poderosos pero muy minoritarios, el gobierno tiene el acompañamiento de la mayoría amplia de la ciudadanía, y el encolumnamiento de la estructura del Peronismo, los intendentes, los gobernadores y la columna vertebral que es la CGT, hasta algunos que se fueron están pensando en volver, no es necesario un gobierno de concertación que retrase el Proyecto Nacional, es el momento de profundizar. Desde ya que los miserables nombrados vana tratar de enturbiar de menospreciar la capacidad de nuestra presidenta, pero el Peronismo está movilizado, de pié y con toda la fuerza para avanzar.

¿Es difícil para un Peronista militar en un distrito donde gobierna un Radical K?

El Peronismo de San Martín está dejando atrás a la conducción histórica de la década del 90, los Bustos, los Brown, los Caamaño, incluso los Libonatti, hay una nueva generación de dirigentes que estamos encaminados y dirimiremos en agosto, en una interna abierta, la primacía partidaria, para después enfrentar a un Ivoskus que deberá responder porqué los municipios del conurbano, incluso algunos vecinos dirigidos por Radicales, recibieron y desarrollaron tanta obra pública con el apoyo fundamental del gobierno nacional, y acá no se hizo ninguna obra importante en tres mandatos, porque de lo que tanto se jacta el intendente, del plan de iluminación, tampoco es ninguna maravilla, y los industriales se quejan de la nula obra vial que reconecte al municipio con las redes troncales de tránsito, es difícil salir de los barrios y eso traba el desarrollo de la producción; es cierto que San Martín es uno de los municipios que más bajó la desocupación, pero por acción de la política nacional, de los gobiernos de Néstor y Cristina. Ivoskus es el típico radical, que puede ser ordenado con los números, cosa que está muy bien y es valorada, pero que no acompaña con audacia las grandes transformaciones que se están realizando en el conurbano, incluso en Vicente López, San Isidro y Morón, distritos no gobernados por el PJ. En general, comparando, y haciendo un recuento puntual, estamos cada vez más atrás en todas las áreas, y la solución está en acoplar al distrito al Proyecto Nacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: