h1

BOLETIN DE AGENDA REGIONAL

febrero 13, 2014

novedades BOLETIN DE AGENDA REGIONAL

 

  • ¿Qué es el Boletín de Agenda Regional?

Una de las características de los compañeros que nos agrupamos en Convocatoria Peronista es la necesidad que tenemos de comprender los grandes procesos políticos, encuadrando en ellos los acontecimientos internacionales, nacionales, provinciales y territoriales.

Esa visión que se va conformando es producto de una construcción colectiva que se plasma en nuestros plenarios. El Boletín de Agenda Regional surge, precisamente, como una herramienta que contribuye a esa tarea, haciendo llegar documentos y borradores para la elaboración de esos análisis o el resultado de los mismos.

El Boletín será virtual, por obtener de ello el dinamismo que requiere la labor y no tendrá una periodicidad determinada, pues no se trata de una producción periodística sino de una herramienta política.

imagen 1

Análisis de situación al 6 de febrero de 2014. Borrador de trabajo.

Un endurecimiento de la situación internacional respecto de América Latina que suponíamos se iniciaría entre mediados de 2014 y principios de 2015 se ha anticipado algunos meses. Si bien jamás aceptamos explicaciones conspirativas, encontramos que desde los centros de poder económico-financieros no están dispuestos a reconocer las condiciones soberanas que los países de América Latina –al menos de una parte de Sudamérica- les han venido planteando.

El diario Wall Street Journal –vocero del mundo de las altas finanzas de Estados Unidos- ha comenzado una acción política, económica y psicológica contra nuestros países. El 3 de febrero le dedica un artículo a Argentina donde dice en su primer párrafo: A medida que caen las reservas internacionales de Argentina, una megadevaluación parece inevitable, nuevamente. Algunos países aprenden las lecciones de su historia monetaria, pero Argentina es un caso aparte –agregando- tales palabras son demasiado amables para describir el caso de Argentina. Una historia de 200 años de devaluaciones recurrentes es una condición más seria que una adicción. Es patológico. O sea, proponen que haya una nueva y mayor devaluación, pues esto lo publican después de la realizada a fin de enero[1]. Ello fue replicado por los diarios Perfil, Infobae, La Nación, La Prensa, La Voz del Interior (del grupo Clarín), El Día de La Plata, la revista Fortuna, etc.

La idea es provocar un clima donde nadie quiera pesos, los precios se fijen en dólares (no oficiales), no haya financiación. El último artículo publicado en el diario de Nueva York, tiene una foto –que reproduce La Nación– que muestra ataúdes de una funeraria y el título es Argentina y Venezuela reavivan el fantasma de la hiperinflación. Está clara la imagen que se quiere dar, pues cuando dicen que no hay precios en nuestro país, habla de ataúdes. Y para ser justos, también de las camionetas 4×4 Hyundai. En buen romance hacen terrorismo ideológico.

Dos últimos datos para tomar en cuenta sobre este tema: al tratarse el nombramiento del futuro embajador de EE.UU. ante el gobierno argentino –Noah Mamet- el senador republicano Marco Rubio –en sintonía con Wall Street- sostuvo que es probable que tengamos una crisis económica pronto en Argentina, país que calificó como el aliado más peculiar en el mundo, porque no paga sus deudas y no coopera militarmente. Argentina no posee deudas con los EE.UU., el senador Rubio está hablando como portavoz de los fondos buitres. Luego subió la apuesta y sostuvo que nuestro país hace cosas que ni Corea del Norte realiza. A ello se sumó el senador demócrata Bob Martínez. En definitiva, las coincidencias demuestran por donde viene la crítica… y la última «perla» es la decisión del banco más importante de Europa, el Deutsche Bank, que despidió a su vicepresidente en Argentina, Ezequiel Starobinsky junto a tres operadores de su sucursal en Nueva york por maniobras en el mercado de divisas (o sea, hacer subir el dólar paralelo).

Nada se dice en cambio de la importancia que posee la reunión realizada en La Habana de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), donde se viene consolidando un espacio de poder (adjuntamos un resumen de la declaración final).

Tampoco se aclara que la devaluación realizada a fines de enero acompaña la devaluación del real en Brasil y la caída de la producción industrial de ese país (nuestro principal mercado) en un 3.5%.durante 2013, y que al permitir la compra de dólares a precio oficial, baja las expectativas inflacionarias que iba generado el costo del dólar no oficial. Al mismo tiempo la corrección favorece las exportaciones argentinas y dificulta las importaciones, esto es, generar más trabajo en nuestro país.  

Junto con los medios de comunicación, las evaluadoras de riesgo como Moody’s declaran su preocupación por la situación argentina. Estas evaluadoras responden a los intereses de los bancos de inversión, es decir, al sistema financiero internacional. Con ello no queremos decir que dicen mentiras, sino que expresan intereses que no son los nuestros, sino los de aquellos que siempre se beneficiaron cuando nos iba mal, como en  2001. Esto es lo que los militares denominan una maniobra de pinzas.

Algo que se inscribe en esa dirección es el intento de aumentar la nafta por considerar que el precio del petróleo está en dólares, el caso es que los precios internacionales del petróleo, en dólares, está estable, tanto el WTI, BRENT, OPEP o venezolano. Junto a ello tenemos la otra maniobra especulativa: las grandes cadenas de supermercados.

El «pool» de las grandes cadenas impiden a sus proveedores realizar ventas a las medianas (como los supermercados chinos) o a pequeños comerciantes. A su vez, ellos pagan al proveedor a los 150 días, por lo que el precio de venta del producto sufre un encarecimiento al cargarle el costo financiero que tiene el productor. Sobre ese costo se calcula un precio que se mueve en alrededor del 100%. Por ejemplo, costo en fábrica 10 pesos, más el costo financiero 13 pesos, eso llega a la góndola a 26 pesos. De ellos, cerca del 70% es un capital sin costo que puede manejar el supermercado durante 150 días para financiar sus tarjetas de crédito, con lo cual obtienen la ganancia por la venta del producto y la que le otorga el negocio financiero… hasta allí parece legítimo, sino fuera que pagamos 26 pesos por algo que podría costar entre 13 y 14 pesos.

Esto que acabamos de relatar es la forma de actuar  de grupos económicos altamente concentrados: la francesa Carrefour que tiene el 25% del mercado, la chilena Cencosud (Jumbo) otro 25%, la argentina Coto el 16% y la estadounidense Wal Mart el 5% de la comercialización de productos alimenticios frescos, de almacén, bebidas, perfumería y limpieza. Por eso son formadores de precios y responsables de una parte de la variación inflacionaria

Ante las dificultades de esta situación y lanzada una campaña electoral presidencial para el 2015, no hay muchas dudas de la necesidad que el futuro presidente de los argentinos pueda garantizar la gobernabilidad frente a estos factores operantes. Al hablar de quienes tienen posibilidades de ocupar el Poder Ejecutivo no parece al día de hoy, que hubiera candidatos con posibilidades reales por fuera del peronismo, particularmente, se encuentran en esa situación Daniel Scioli y Sergio Massa, aunque también hay otros aspirantes a serlo.

De ir por separado a la contienda electoral y no imponerse claramente uno de ellos, el hombre que se está preparando para ser el árbitro es Mauricio Macri. Sea o no así, será necesario que en la segunda vuelta se busquen alianzas, esa u otra, con lo cual el futuro gobierno se acercaría, por esas características, a la debilidad que mostró la experiencia de la Alianza.

Tanto Mauricio Macri (PRO) como Ernesto Sanz (UCR) han salido a cuestionar la capacidad de gobernabilidad que solo habría demostrado tener el peronismo. Ellos dicen: esto se terminó, ahora hay que arreglar con nosotros y que Cristina se vaya lo antes posible. Esto se monta sobre dos cosas: un peronismo dividido y un ataque a la economía argentina. Ambas cosas hacen mella en la clase media urbana y acrecientan su mal humor con el Gobierno nacional, extensible al peronismo.

Sobre esta comprensión es que estamos tratando de organizar nuestras acciones territoriales, mientras se va elaborando, a lo largo del 2014, la definición de fondo.

  • Sección Documentos

Los hombres del «círculo rojo», los neoliberales que representan los intereses de grupos concentrados de poder económico, consideraron que era más importante la asistencia a la reunión de Davos[2] que a la CELAC. Esta última reúne a toda la América Latina y Caribeña, esto es más de 20.500.000 km2, 600 millones de personas y el tercer puesto en un ranking del PBI mundial.  Es importante destacar que se encontraba presente el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, lo que demuestra la importancia que desde otros sectores se le otorga a esa reunión.

En la misma se reiteró la vocación de unidad, autodeterminación, soberanía e integración de nuestros países, cuya primera actitud la señala el hecho que a diferencia de la Organización de Estados Americanos (OEA), aquí no hay injerencia de Estados Unidos y que en la Asamblea, cada país es un voto, y todos valen iguales.

Entre otras conclusiones se destaca la necesidad de una política inclusiva, con equidad,  que favorezca la productividad y desarrollo de las naciones, sosteniendo la lucha contra la pobreza y el analfabetismo, dentro de lo cual aparece el Programa América Latina sin hambre 2025; los derechos al agua potable para todos y la preservación del medio ambiente y el clima.

Se plantean, también, una serie de cuestiones políticas y culturales: reconocimiento de Puerto Rico como parte integrante de América Latina (su status jurídico es de estado asociado a los EE.UU.);  apoyo a los derechos argentinos sobre las Malvinas e islas del Atlántico Sur, apoyo a la inclusión de Cuba en los organismos internacionales. Respeto a la identidad de los pueblos (contra la globalización sin límites) y regulación estatal de las entidades financieras y de los flujos de fondos. También se planteó la necesidad de una reforma a la organización de la ONU, particularmente al Consejo de Seguridad, que exprese la redistribución del poder mundial.

 imagen celacimagen 2 celac

DECLARACIÓN  II CUMBRE DE LA CELAC (Resumen)

La Habana 28 y 29 de enero de 2014

www.sela.org/attach/258/EDOCS/SRed/2014/01/T023600005618-0 Declaracion_Final_de_la_II_Cumbre_de_la_CELAC.pdf

Las Jefas y los Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe, reunidos en La Habana, Cuba, en ocasión de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), celebrada los días 28 y 29 de enero de 2014, reafirmando la vigencia del acervo histórico de la Comunidad y destacando que a dos años de la puesta en funcionamiento de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños hemos logrado construir un espacio de diálogo y concertación política que nos une y hace posible la aspiración de trabajar juntos por el bienestar de nuestros pueblos; que permite, a su vez, una mejor inserción y la proyección de nuestra región en el ámbito internacional.

Ratificando hoy nuestra voluntad irrevocable de fortalecer este espacio de diálogo político efectivo. Hemos sido, somos y seremos diversos, y a partir de esta diversidad es que tenemos que identificar los desafíos y objetivos comunes y los pisos de convergencia que nos permitirán avanzar en el proceso de integración de nuestra región.

Esa es la misión de la CELAC, esa es la tarea a la que hemos sido convocados y esa es la responsabilidad política que tenemos por delante y de la cual deberemos dar cuenta a nuestros pueblos.

1. Reiteramos que la unidad y la integración de nuestra región debe construirse gradualmente, con flexibilidad, con respeto al pluralismo, a la diversidad y al derecho soberano de cada uno de nuestros pueblos para escoger su forma de organización política y económica. Reiteramos que nuestra Comunidad se asienta en el respeto irrestricto a los Propósitos y Principios de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, la solución pacífica de controversias, la prohibición del uso y de la amenaza del uso de la fuerza, el respeto a la autodeterminación, a la soberanía, la integridad territorial, la no injerencia en los asuntos internos de cada país, la protección y promoción de todos los derechos humanos, el Estado de Derecho en los planos nacional e internacional, el fomento de la participación ciudadana y la democracia. Asimismo, nos comprometemos a trabajar conjuntamente en aras de la prosperidad para todos, de forma tal que se erradiquen la discriminación, las desigualdades y la marginación, las violaciones de los derechos humanos y las transgresiones al Estado de Derecho.

4. Subrayamos nuestro propósito de continuar avanzando unidos en la concertación y la integración latinoamericana y caribeña, y la consolidación de nuestra Comunidad, conforme los ideales y sueños de nuestros libertadores y próceres. Ratificamos nuestra decisión de establecer acciones que nos permitan prevenir, y en su caso, afrontar coordinadamente, los efectos de la actual crisis internacional de múltiples interrelaciones, que sigue impactando negativamente en los esfuerzos de nuestros países para fomentar el crecimiento y el desarrollo sostenible e integral de la región.

5. Promovemos una visión de desarrollo integral e inclusivo, que garantice el desarrollo sostenible y productivo, en armonía con la naturaleza, en aquellos ámbitos en los que podemos construir sinergias, particularmente en áreas como la energía, infraestructura, el comercio intrarregional, la producción de alimentos, las industrias intermedias, las inversiones y el financiamiento, con el propósito de alcanzar el mayor desarrollo social para nuestros pueblos.

6. Asumimos nuestro compromiso con el desarrollo regional integrado, no excluyente y equitativo, tomando en cuenta la importancia de asegurar un tratamiento favorable a las economías pequeñas y vulnerables, a los países en desarrollo sin litoral y Estados insulares.

9. Llamamos a la comunidad internacional a tomar medidas urgentes para hacer frente a las fragilidades y desequilibrios sistémicos. Expresamos nuestro deseo de trabajar conjuntamente para superar los desafíos que nos presenta el actual escenario internacional, y a realizar esfuerzos para impulsar ritmos de crecimiento económico sostenido, dinámico y de largo plazo para la región, que propicien una equidad e inclusión social crecientes y la integración de la América Latina y el Caribe, tomando en cuenta el valor del emprendimiento y las PYMES como instrumentos para fortalecer las economías nacionales.

10. Reafirmamos que para la erradicación de la pobreza y el hambre es necesario impulsar políticas económicas que favorezcan la productividad y el desarrollo sostenible de nuestras naciones, trabajar para fortalecer el orden económico mundial en beneficio de nuestros países, fomentar la complementariedad, la solidaridad y la cooperación, y exigir el cumplimiento de los compromisos de ayuda al desarrollo, por parte de los países desarrollados.

11. Ratificamos nuestra voluntad de promover el crecimiento, el progreso, la inclusión social y el desarrollo sostenible de nuestros Estados, formulando y desarrollando planes, políticas y programas nacionales con metas cuantificables y calendarios, dirigidos a la universalización del disfrute y ejercicio de los derechos económicos, sociales y culturales, con atención prioritaria a las personas en condición de pobreza extrema y sectores en situación de vulnerabilidad como las poblaciones indígenas, afrodescendientes, mujeres, niños, personas con discapacidad, adultos mayores, jóvenes y migrantes.

14. Otorgamos la más alta prioridad a fortalecer la seguridad alimentaria y nutricional, la alfabetización y post-alfabetización, la educación general pública gratuita, la educación técnica, profesional y superior de calidad y pertinencia social, la tenencia de la tierra, el desarrollo de la agricultura, incluyendo la familiar y campesina y del trabajo decente y duradero, del apoyo a los pequeños productores agrícolas, el seguro al desempleo, la salud pública universal, el derecho a la vivienda adecuada para todos y todas, y el desarrollo productivo e industrial como factores decisivos para la erradicación del hambre, la pobreza, y la exclusión social.

15. Reiteramos nuestro compromiso para trabajar mancomunadamente en el fortalecimiento de los mecanismos nacionales, regionales y multilaterales en la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales y asegurar la integración cultural de nuestros pueblos a través de la promoción del intercambio de saberes culturales, tradicionales y modernos.

16. Reconocemos que los pueblos indígenas y comunidades locales desempeñan un papel importante en el desarrollo económico, social y ambiental, así como la importancia de las prácticas agrícolas tradicionales sostenibles, asociadas a la biodiversidad y el aprovechamiento de sus recursos, su derecho de acceso al agua adecuada para el riego, de conformidad con la legislación de cada país, y los sistemas comunales de tenencia de la tierra, y los tradicionales de suministro de semillas, y el acceso al financiamiento y los mercados.

18. Subrayamos el papel fundamental de las políticas públicas y reconocemos la valiosa contribución del sector privado, de la sociedad civil, de los movimientos sociales y la sociedad en su conjunto. Tomamos nota de los progresos logrados y nos comprometemos a continuar impulsándolas activamente, con apego a las prioridades y estrategias nacionales de desarrollo de cada Estado para alcanzar las metas de erradicación del hambre, la pobreza y la exclusión social. Reconocemos la importancia de la cooperación internacional, regional y bilateral para tal fin.

19. Reconocemos las iniciativas nacionales, subregionales y regionales dirigidas a garantizar el derecho humano a la alimentación y promover la seguridad alimentaria y nutricional, reducir los niveles de pobreza e impulsar la inclusión plena, y saludamos los progresos logrados en esos empeños, a la par que subrayamos que para garantizar éxitos ulteriores deben privilegiarse la complementariedad y la solidaridad entre nuestras naciones.

21. Apoyamos la Iniciativa América Latina y el Caribe Sin Hambre 2025.

22. Reafirmamos nuestra voluntad de impulsar programas regionales, subregionales bilaterales y triangulares de cooperación para el desarrollo, así como una política regional de Cooperación Sur-Sur y Triangular, que tengan en cuenta las características y necesidades específicas de las diversas áreas y subregiones, así como de cada uno de los países que las conforman.

23. Reconocemos, en ese sentido, al Caribe insular y Centroamérica, así como los países en la costa norte de América del Sur con áreas costeras bajas, como las subregiones de mayor vulnerabilidad desde el punto de vista económico, social y medioambiental, y abogamos por promover el comercio solidario y complementario, las inversiones y proyectos, y las acciones de cooperación encaminadas a superar los disímiles retos y dificultades asociados a su vulnerabilidad.

24. Nos comprometemos a continuar contribuyendo al esfuerzo de reconstrucción y desarrollo de Haití, de conformidad con los ámbitos prioritarios definidos por su gobierno, y con pleno respeto a su autoridad y soberanía, así como al principio de no intervención en los asuntos internos, en conformidad con la resolución sobre cooperación especial con Haití aprobada por las Ministras y Ministros de Relaciones Exteriores, y ratificada por las Jefas y Jefes de Estado y/o de Gobierno en la I Cumbre de la CELAC. Instamos a los Gobiernos, a los donantes tradicionales y a las instituciones financieras internacionales para que apoyen con mayor amplitud y rapidez, la ejecución del Plan de Desarrollo Estratégico Nacional (NSDH) del Gobierno de Haití, en especial en el ámbito de la agricultura. Los instamos, asimismo, a apoyar el Plan Nacional para la Eliminación del Cólera, que requiere de medidas urgentes de prevención y control, así como de inversiones en infraestructura de agua, saneamiento, y fortalecimiento de la capacidad de las instituciones del país.

26. Nos comprometemos a continuar consolidando sólidos principios regionales en materia de reconocimiento de los derechos de los migrantes, así como a profundizar la coordinación de políticas migratorias regionales y de posiciones comunes en las negociaciones globales e interregionales sobre migraciones, y en especial, en la promoción del debate internacional sobre el nexo entre la migración, el desarrollo y los derechos humanos.

31. Reafirmamos la Resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas A/RES/64/292, de 28 de julio de 2010, en la que la Asamblea General reconoce el derecho al agua potable y el saneamiento como un derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida y de todos los derechos humanos.

32. Convencidos que el cambio climático es uno de los más graves problemas de nuestro tiempo, expresamos profunda preocupación por su creciente impacto negativo en los países en desarrollo y los pequeños Estados insulares en particular, que compromete los esfuerzos por la erradicación de la pobreza y alcanzar el desarrollo sostenible. En ese contexto, y en el marco del principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas y las respectivas capacidades, reconocemos que la naturaleza global del cambio climático requiere de la cooperación de todos los países y su participación en una respuesta internacional efectiva y apropiada, en conformidad con la responsabilidad histórica de cada cual por este fenómeno, para acelerar la reducción global de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero y la adopción de medidas de adaptación, de conformidad con las disposiciones y principios de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y las decisiones adoptadas en las Conferencias de las Partes.

33. Recibimos con beneplácito la realización del Diálogo Interactivo de la Asamblea General sobre Armonía con la Naturaleza, que se celebró en Nueva York, el 22 de abril de 2013, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Madre Tierra, evento que discutió los diferentes enfoques económicos, en el contexto del desarrollo sostenible, para promover de manera más ética la relación entre la humanidad y la Tierra.

38. Reiteramos el carácter latinoamericano y caribeño de Puerto Rico y, al tomar nota de las resoluciones sobre Puerto Rico adoptadas por el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas, reiteramos que es asunto de interés de CELAC.

39. Los países miembros de la CELAC nos comprometemos a seguir trabajando en el marco del Derecho Internacional, y en particular, de la Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General de las Naciones Unidas, del 14 de diciembre de 1960, para lograr que la región de América Latina y el Caribe sea un territorio libre de colonialismo y colonias.

41. Reiteramos nuestro rechazo a las listas y certificaciones unilaterales por parte de países desarrollados que afectan a países de la América Latina y el Caribe, en particular las referidas a terrorismo, narcotráfico, trata de personas y otras de similar carácter, y ratificamos el Comunicado Especial aprobado por las CELAC el pasado 5 de junio, que rechaza la inclusión de Cuba en la denominada Lista de Estados que promueven el terrorismo Internacional del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

44. Reafirmamos la importancia de desarrollar herramientas que permitan fortalecer el sistema financiero internacional, lo cual debería contemplar una regulación más estricta y efectiva de las grandes entidades financieras, y la adopción de medidas concretas para lograr mejores prácticas internacionales en flujos financieros internacionales. En línea con esto, resulta de gran relevancia la reducción de la dependencia excesiva de las evaluaciones de las agencias calificadoras de riesgo crediticio.

46. Expresamos nuestra convicción acerca de la importancia que han adquirido los flujos de inversión extranjera directa en nuestra región y la necesidad que los mismos contribuyan efectivamente a los procesos de desarrollo de nuestros países, y redunden en un aumento de los niveles de bienestar de nuestras sociedades, sin imposición de condicionalidades, con respeto de su soberanía y en concordancia con sus planes y programas nacionales de desarrollo.

49. Saludamos con beneplácito al Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia y al pueblo boliviano, por el lanzamiento exitoso al espacio ultraterrestre del primer satélite boliviano de comunicaciones denominado “Túpac Katari” (TKSAT-1), realizado el 20 de diciembre de 2013 en el centro espacial Xichang, de la República Popular China, reconociendo que los beneficios del Satélite llegarán a millones de bolivianos, facilitando el acceso a la educación e información y garantizará el ejercicio de los derechos humanos y facilitará el intercambio de conocimientos científicos entre los diferentes pueblos de América Latina y el Caribe.

50. Reiteramos nuestro más firme respaldo a los legítimos derechos de la República Argentina en la disputa de soberanía por las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, así como el permanente interés en que dicha disputa se resuelva por la vía pacífica y de la negociación, conforme lo dispuesto por la Resolución 31/49 de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

52. Reiteramos nuestro más profundo rechazo a la aplicación de medidas coercitivas unilaterales y reiteramos, una vez más, nuestra solidaridad con la República de Cuba a la par que reafirmamos nuestro llamado al gobierno de los Estados Unidos de América a que ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero que impone a dicha nación hermana desde hace más de cinco décadas.

54. Tomando en cuenta los objetivos esbozados en la Declaración de Surinam, aprobados en la Primera Reunión de Ministros de Cultura de la CELAC celebrada los días 14 y 15 de marzo en Paramaribo, Surinam, enfatizamos la importancia de la cultura en Latinoamérica y el Caribe como el fundamento de la identidad de cada país y como catalizador de los procesos de integración regional. Subrayamos la importancia de la cultura y de las industrias culturales para las economías nacionales y asumimos el compromiso de promover el emprendimiento cultural, como una herramienta de conservación de nuestro patrimonio cultural y la generación de oportunidades de empleo y riqueza para nuestros pueblos, de tal forma que contribuya al bienestar de nuestros ciudadanos y al progreso de la sociedad en su conjunto.

56. Reiteramos nuestro apoyo al proceso de diálogo que se lleva a cabo en La Habana, Cuba, entre el Gobierno de Colombia y las FARC, y saludamos los avances logrados mediante la consecución de acuerdos en dos importantes puntos de la agenda. Instamos a las partes a continuar el proceso dirigido a poner fin a un conflicto interno que por más de 50 años ha afectado el desarrollo político, social y económico de esa nación hermana. Saludamos y agradecemos el papel de los países garantes, Cuba y Noruega, y de los países acompañantes, Chile y Venezuela, en los logros alcanzados.

62. Saludamos la elección del Estado Plurinacional de Bolivia a la Presidencia del Grupo de los 77 y China durante el año 2014, y nos comprometemos a brindarle todo nuestro apoyo en el ejercicio de dicha responsabilidad a fin de que redunde a favor de los intereses de la América Latina y el Caribe. Asimismo, celebramos la organización de una Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno del Grupo de los 77 más China, a llevarse a cabo en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, los días 14 y 15 de junio de 2014, en conmemoración del 50° aniversario de fundación del G77.

63. Consideramos la necesidad de una distribución geográfica equitativa en el sistema de Naciones Unidas y enfatizamos la necesidad de que América Latina y el Caribe incremente cuantitativa y cualitativamente su presencia en puestos clave de las Naciones Unidas y otros organismos internacionales, objetivo al cual dedicaremos nuestros mejores esfuerzos.

64. Reiteramos nuestras posiciones en torno a una reforma integral del sistema de las Naciones Unidas, muy particularmente, a la democratización de las instancias decisorias internacionales, en particular el Consejo de Seguridad. La democratización que se requiere debe incluir la representatividad, la transparencia, la eficiencia la democracia, el respeto por los mandatos de otros órganos de las Naciones Unidas y rendir debidamente cuenta a toda la membresía de la ONU.

67. Expresamos nuestra más seria preocupación por la grave situación humanitaria y de seguridad en la República Árabe Siria, y por la amenaza que representa para el Oriente Medio y para la paz y la seguridad internacionales. Encomiamos a las partes sirias por haber aceptado sostener negociaciones directas en la Conferencia Internacional sobre la situación en Siria (Ginebra II), bajo los auspicios del Enviado Especial Conjunto de las Naciones Unidas y la Liga de Estados Árabes. Felicitamos al Secretario General de las Naciones Unidas por la organización de dicha Conferencia. El diálogo y la negociación son urgentes y esenciales para avanzar en los esfuerzos de reconciliación nacional y para garantizar la plena aplicación de los Convenios de Ginebra en Siria. Reiteramos que sólo un proceso político inclusivo liderado por los sirios podrá conducir a la paz y a la realización de las legítimas aspiraciones del pueblo sirio, sobre la base de la estricta aplicación de los principios de soberanía, independencia, autodeterminación, integridad territorial y no injerencia en los asuntos internos.

70. Tomamos nota con satisfacción, del acuerdo preliminar entre la República Islámica de Irán y el Grupo 5+1 en Ginebra sobre el programa nuclear iraní, lo cual demuestra que el diálogo y la negociación son la vía para dirimir las diferencias entre los Estados, y manifestamos nuestra expectativa de que pronto se alcance una solución amplia y duradera para la cuestión. Ratificamos el derecho inalienable de todos los Estados, de conformidad con lo dispuesto en el TNP, de desarrollar la investigación, la producción y la utilización de la energía nuclear con fines pacíficos sin discriminación, que, junto con el desarme y la no proliferación, constituyen los pilares del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares, del que todos los miembros de la CELAC somos parte.

75. Nos congratulamos del establecimiento del Foro CELAC-China y del Mecanismo de Diálogo con la Federación de Rusia, elementos que pueden redundar positivamente en las actividades de la Comunidad.

80. Agradecemos a la República de Costa Rica por acoger la Presidencia Pro Tempore de CELAC en el año 2014 y la III Cumbre de la CELAC en el 2015. Reconocemos a la Excelentísima Señora Laura Chinchilla Miranda, Presidenta de la República de Costa Rica, quién culminará su mandato en mayo 2014, su firme y valioso apoyo a la CELAC desde su origen.

81. Agradecemos a la República del Ecuador por acoger la Presidencia Pro Tempore de CELAC en el año 2015 y la celebración de la IV Cumbre de CELAC.


[1] Estos artículos –y unos cuantos más- fueron escritos por periodistas del diario de larga prédica en contra de Argentina y sus intereses: Mary Anastasia O’Grady, Taos Turner y John Lyons.

[2] A esta la organiza el Foro Económico Mundial (World Economic Forum) que es una fundación con sede en Ginebra, conocida por su asamblea anual en Davos (Suiza). Allí se reúnen los principales líderes empresariales y políticos para analizar los problemas más apremiantes que enfrenta el mercado global.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: