FRAGMENTACIÓN PARTIDARIA Y CRISIS DE REPRESENTACIÓN EN ITALIA

Introducción

   En el presente trabajo, intentare presentar cómo la profundización de la fragmentación de los partidos políticos italianos, pone en crisis la existencia misma del sistema político italiano.

   Con la sanción de la Constitución de 1948,  se da por finalizada la etapa  del fascismo, y la monarquía, y el nacimiento de una  República  Parlamentaria,  por consiguiente se intento desarrollar un sistema en donde no prevalezca una facción sobre otra, y volviera la tentación autoritaria.

    Es por ello, que el diseño de la Republica Parlamentaria, estaba orientada a establecer un sistema de equilibrios en donde los partidos políticos fueran el canal de representación de los grupos o facciones de la resistencia al régimen anterior.

   Los partidos políticos, son organizaciones importantes en un sistema parlamentario, y en el presente escenario tienen un rol fundamental porque ellos son los canales naturales de representación de los ciudadanos, por lo tanto estudiarlos y analizar su desarrollo, su crecimiento o declive hace a la salud del sistema mismo.

   Italia atraviesa una profunda crisis política, y en este sentido resulta imprescindible repasar su sistema de partidos políticos el cual no  está consolidado, teniendo en cuenta que desde la “tangentópolis”, a la fecha, las élites partidarias son cuestionadas por todo el manejo que tienen del aparato burocrático del Estado central, los gobiernos regionales o provinciales y municipales, el cual utilizaban éste para el reparto de prebendas, para beneficio de la clase política.

    En este punto es bueno recordar la visión de Carl Schmitt, quien dirá que el sistema representativo centrado en el Parlamento, culmina transformándose en un sistema de selección de una élite política que termina tomando a los asuntos públicos como objeto de botín, no solo en forma individual sino por compromiso entre los partidos1, pues han dejado de expresar sectores sociales y cobran “vida propia”, es decir son estructuras – a las que nosotros llamamos “aparato” – que junto a su dirigencia se desligan de la realidad política y social, generando a su vez, una dinámica propia que se autoalimenta2.

  Además de analizar cómo influye el financiamiento estatal para su funcionamiento, y el sistema electoral.

   Para ello, se describirá en la primera parte, cómo funciona el sistema político y el parlamentario  específicamente.

    En una segunda parte presentare el desarrollo  histórico de la República Parlamentaria y como implosionaron los partidos políticos en el año 1992, con el proceso “maní pulite”, el desarrollo de los partidos en su comportamiento electoral, en cómo se transformaron, desaparecieron, se fusionaron, y nacieron nuevos partidos o movimientos, y como operaron las elites o facciones, estas entendidas como” comportamiento excesivo implacable y en consecuencia, nocivo”3, hasta las elecciones de febrero del 2013, y cómo influye la ley electoral.   El internismo extremo es parte de un círculo vicioso en el que la dirigencia, con escaso margen de acción frente a los centros de decisión  globales, muestra una fuerte tendencia a lo corporativo y al cuentapropismo cuando no a la lisa y llana corrupción4.

    Para concluir en la sugerencia  de la reforma de la ley electoral para lograr una representación en el parlamento lo mas estable posible, además de otras reformas como la financiación de las fuerzas políticas, limitación  de mandatos partidarios y electivos, y elecciones primarias de los candidatos en los partidos. Además de incluir la posibilidad de elección directa del Presidente de la República.


PRIMERA PARTE

 

  • El sistema político y el sistema parlamentario.

   ¿Qué cosa es un  sistema político? Una concepción clásica de definirlo es como una forma de organización y acción política de los grandes grupos sociales en vistas a la construcción de poder5 .También podemos tomar en cuenta lo que dice el artículo 38 de nuestra Constitución Nacional, que sostiene que los partidos políticos son instituciones fundamentales del sistema democrático, esto es, el vehículo de representación de la voluntad popular, y  finalmente, encontramos que podemos entenderlo como “el modo en el cual se presentan la relación y distinción conflictivas entre gobernantes y gobernados en el marco de una colectividad humana”, y agrega el Dr. Arturo Fernández, “es el resultado de realidades económicas, sociales, jurídicas, ideológicas, en donde lo estrictamente político está encuadrado por condiciones económicas y se expresa en Instituciones jurídicas y de derecho”.6

   El sistema parlamentario es aquel por el cual los ciudadanos eligen representantes o parlamentarios y estos a su vez eligen al  Primer Ministro en el caso británico o Presidente del Gobierno en el caso español, o italiano, Canciller en el caso alemán.

¿Cuáles son las notas distintivas del parlamentarismo?

  • El Jefe de Estado y el Jefe del Gobierno son personas distintas, por ejemplo el Jefe de Estado en Italia es el Presidente y el Presidente del Gobierno,  es el líder del partido o coalición mayoritaria en la cámara de los Diputados.
  • Los miembros de los Parlamentos son elegidos por el voto popular.
  • El Jefe de Gobierno y el Gabinete son elegidos por el Parlamento y también son removidos por éste.
  • Los gobiernos nacen y mueren en el Parlamento.
  • La duración de mandato puede ser de toda la legislatura, es decir, cinco años, o culminar cuando no tenga el apoyo mayoritario en el Parlamento, es decir el voto de
  • El poder Ejecutivo y Legislativo tienen un vínculo muy fuerte.

 

SEGUNDA PARTE

 

  • El Modelo Italiano.

 

  • El proceso histórico. De la Unificación a la República Parlamentaria.

  Aunque la unificación italiana se llevo a cabo tardíamente en 1861, su historia ha influido más que cualquier otro país en la historia de Europa. Ante la caída de Napoleón en 1814, Víctor Manuel II nombró a Camilo Benso Di Cavour como presidente del Consejo de Ministro, logrando que el Reino sardo-piamontés, se convirtiera en el Reino de Italia, del que solo Roma y el Véneto quedaron excluidos. En 1870 los italianos invadieron Roma y ante la negativa del Papa Pio IX a entregar el poder temporal, lo confinaron en el Vaticano, en donde sus sucesores permanecieron hasta 1929.

   Al estallar la Primera Guerra Mundial, Italia se mantuvo neutral, pero ante las presiones de sectores nacionalistas y de izquierda, se vio forzada a declarar la guerra a sus viejos aliados de la triple alianza, ganado algunos territorios al firmarse la paz. Entre las dos guerra Italia estuvo dominada por problemas económicos y la expansión del movimiento fascista de Benito Mussolini. Tras sucesivas crisis de gobierno y luego de  la llamada  marcha sobre Roma,  del 27 al 29 de octubre de 1922, el Rey Víctor Manuel III ofreció el gobierno a Mussolini. Una reforma electoral le otorgó mayoría al partido fascista, con la cual dicto una nueva Constitución, firmó el Pacto de Letrán con el Sumo Pontífice por el cual se restablecía el poder temporal del Papa, ganándose así  el apoyo de los católicos.

   La critica que el fascismo realizó al sistema político tradicional a partir del concepto de “soberanía popular”,  y  la importancia de señalar el contenido social de dicho movimiento6  dejo una impronta en el sistema político italiano que se traduce en el hecho de que los dos grandes partidos políticos: la Democracia Cristiana y el Partido Comunista están ligados a dos centrales de trabajadores.

   El Gran Consejo del Fascismo, principal órgano de gobierno del cual dependía todo el Estado, trata el 25 de julio de 1943 la propuesta de Dino Grande que priva a Mussolini de sus poderes. El resultado fue contundente: 19 votos a favor, 8 en contra y una abstención, tuvo como consecuencia la destitución del Duce. Inmediatamente sobrevino la rendición de Italia ante los Aliados.

   Una vez terminada ésta,  el 2 de junio de 1946  se convoca a una Asamblea Constituyente que tiene como objetivo la  construcción de  una nueva arquitectura institucional, en base a principios y valores de la democracia liberal, en donde la soberanía popular fuese  la piedra angular. En esta construcción tuvo una impronta fundamental la Iglesia Católica y su creación: la Democracia Cristiana.

    Ese mismo año fue proclamada la Republica de Italia, bajo la dirección de Alcides De Gásperi del partido demócrata cristiano, quien obtuvo una mayoría relativa y organizó el Gobierno. Las elites liberales que dominaron el escenario político italiano querían volver al status anterior de la marcha sobre Roma.

   El 1 de enero de 1948 entro en vigencia la nueva Constitución italiana, y en mayo de ese año fue electo el también demócrata cristiano Luigi Einaudi como presidente de la Primera República de Italia.

   La preocupación central fue legalizar y permitir que todos los partidos políticos, grupos y facciones se integrasen a la nueva República Parlamentaria y en ese marco dirimieran sus conflictos y que no haya espacio para el regreso de ningún régimen autoritario.

 

  • Las Instituciones de la República.

¿Cuáles son los principales actores de la República Italiana?

 

El Presidente

   Se elige en forma indirecta, lo eligen reunidos en el Colegio Electoral  los diputados y senadores de la República, mas los representantes de las regiones y los senadores vitalicios,  en votación secreta, en las primeras tres votaciones tiene que reunir los dos tercios y luego de la cuarta votación mayoría simple, según el art.63 de la constitución.

   La Asamblea está compuesta por los 630 diputados y los 319 senadores incluyendo los vitalicios, y los 58 representantes de las regiones, 3 por cada una incorporando la minoría, y 1 por la región de Aosta,  según el art. 55 y 83 de la constitución.

    Tiene mandato de siete años, y entre sus funciones una de ellas es  presidir el Consejo Supremo de la Magistratura, y el Consejo de la Defensa, es el jefe de las Fuerzas Armadas, nombra al Presidente del Consejo de Ministro, ratifica tratados internacionales, puede declarar la guerra, promulga las leyes y las puede vetar, aunque puede ser superado en una segunda votación en el parlamento, acredita a diplomáticos, disuelve el parlamento a pedido del gobierno, pero el rol fundamental de la figura presidencial es la de  representar la Unidad Nacional, como así también el de ser de arbitro en las disputas entre los lideres parlamentarios.

A continuación el listado de todos los presidentes italianos.

 

Presidentes de la República

Nombre y Apellido Desde Hasta Partido
I Enrico de Nicola 1946 1948 Liberal
II Luigi Einaudi 1948 1955                DC
III Giovanni Gronchi 1955 1962 DC.
IV Antonio Segni 1962 1964 DC
V Giuseppe Saragat 1964 1971 Socialista Democrático
VI Giovanni Leone 1971 1978 DC
VII Alessandro Pertini 1978 1985 Socialista
VIII Francesco Cossiga 1985 1992 DC
IX Oscar Luigi Scalfaro 1992 1999 DC
X Carlo Azeglio Ciampi 1999 2006 Independiente
XI Giorgio Napolitano 2006 2013 Comunista
XII

XIII

Giorgio Napolitano

Sergio Mattarella

2013

2015

2015

2022

Comunista

PD

Grafico n° 1 Google y elaboración propia.

 

El Presidente del Consejo de Ministros

 

   En general es el líder del partido mayoritario, o coalición de partidos, tiene que tener el apoyo, la confianza y la mayoría del parlamento para poder formar el Gabinete, y gobernar junto con sus ministros, estos son dirigentes del partido que ocupan los ministerios y las secretarias, además de  las distintas estructuras del Gobierno y entes estatales. Tiene la responsabilidad de la conducción política de administrativa del Estado, de acuerdo al artículo 95 de la Constitución de República italiana.

    El Consejo es un órgano colegiado de apoyo al parlamento con quien diseña las leyes, dicta los decretos de necesidad que deben ser convalidados por el parlamento en un plazo no mayor a 60 días.

   La fortaleza del Presidente del Gobierno está dada por el liderazgo que ejerce en su partido o coalición. Pero en esta etapa histórica, surgió la figura del gobierno técnico, liderado por una figura no vinculada a un partido político, que tiene por función destrabar la situación de crisis y gobernar por un periodo corto, ejemplo de ello podemos mencionar a Lamberto Dini, Carlo Azeglio Ciampi y Mario Monti, designado senador vitalicio por el Presidente Giorgio Napolitano y luego convocado a presidir el Gobierno técnico, sustituyendo al de Silvio Berlusconi.

    Estos gobiernos técnicos asumen con un programa ya establecido y acordado por los partidos en el parlamento y con un seguimiento cercano del Presidente de la República, para la resolución de la crisis y la convocatoria a elecciones nacionales.

A continuación el listado de los Presidentes del Consejo de Ministros.

 

Presidentes del Consejo de Ministros de la República

Nombre y Apellido Partido Desde Hasta
Alcides de Gásperi Democratacristiano 1946 1953
Giuseppe Pella Democratacristiano 1953 1954
Mario Scelba Democratacristiano 1954 1955
Antonio Segni Democratacristiano 1955 1957
Adone Zoli Democratacristiano 1957 1958
Amintore Fanfani Democratacristiano 1958 1959
Antonio Segni Democratacristiano 1959 1960
Fernando Tambroni Democratacristiano 1960 ————
Amitore Fanfani Democratacristiano 1960 1963
Giovanni Leone Democratacristiano 1963 ———–
Aldo Moro Democratacristiano 1963 1968
Giovanni Leone Democratacristiano 1968 ———–
Mariano Rumor Democratacristiano 1968 1970
Emilio Colombo Democratacristiano 1970 1972
Giulio Andreotti Democratacristiano 1972 1973
Mariano Rumor Democratacristiano 1973 1974
Aldo Moro Democratacristiano 1974 1976
Giulio Andreotti Democratacristiano 1976 1979
Francesco Cossiga Democratacristiano 1979 1980
Arnaldo Forlani Democratacristiano 1980 1981
Giovanni Spadolini Republicano 1981 1982
Amintore Fanfani Democratacristiano 1982 1983
Bettino Craxi Socialista 1983 1987
Amintore Fanfani Democratacristiano 1987 ————
Giovanni Goria Republicano 1987 1988
Ciriaco de Mita Democratacristiano 1988 1989
Giulio Andreotti Democratacristiano 1989 1992
Giuliano Amato Socialista 1992 1993
Carlo Azeglio Ciampi Independiente 1993 1994
Silvio Berlusconi Forza Italia 1994 1995
Lamberto Dini Independiente 1995 1996
Romano Prodi El Olivo 1996 1998
Massimo d’Alema El Olivo 1998 2000
Giuliano Amato Socialista 2000 2001
Silvio Berlusconi Casa de la Libertad 2001 2006
Romano Prodi. La Unión 2006 2008
Silvio Berlusconi Casa de la Libertad 2008 2012
Mario Monti Independiente 2012 2013
Enrico Letta Partido Democrático 2013     2013
Matteo Renzi Partido Democrático 2014     2018

Grafico n° 2  Google y elaboración propia.

 

El Parlamento

   Este está compuesto por dos Cámaras, la de Diputados y la de Senadores, las funciones de ambas son legislar y controlar al gobierno y a la administración pública. Los Diputados son elegidos por el sufragio universal, secreto, debiendo ser mayores de 25 años de edad, de las 26 circunscripciones electorales,  mientras que los senadores son electos con base a las 20 regiones, por voto secreto y  directo  debiendo ser mayores de 40 años.   Una particularidad en el Senado es que la integran senadores vitalicios, es decir de por vida, los elige el Jefe de Estado, y además de los ex presidentes,  hay otros ciudadanos que sobresalen en distintos sectores de la comunidad científica, artística, cultural, social, etc.

   El Parlamento es disuelto por el Presidente, a pedido del Jefe del Gobierno, ambas Cámaras tienen poderes idénticos.

   El Parlamento fue diseñado para ser el centro neurálgico del poder Institucional de la Republica, en donde conviven todos los partidos políticos. Los inspiradores de la Constitución del año 48 imaginaron un parlamento con mucho poder con un sistema proporcional puro en donde tanto los partidos de la derecha como de la izquierda se bloquearan y estuvieran obligados a pactar para resolver las crisis, pero este esquema trajo como consecuencia inestabilidad política e inmovilidad gubernamental, lo que significo gobierno de corta duración  y débiles.

    El parlamento elige al Presidente de la República, un tercio del tribunal Constitucional, y de la Suprema Corte de Justicia, y mediante un proceso especial, puede enmendar la Constitución.

image001.jpg

Grafico n° 3      Sistemas Político – Pasquino.

 

EL PODER JUDICIAL

   El Poder Judicial, tiene como órgano máximo el Tribunal Constitucional, está compuesto por quince miembros, elegidos de la siguiente forma, un tercio los nombra el Presidente de la República, otro tercio los nomina el Parlamento, y el último tercio la Suprema Magistratura.

   Los jueces son independientes e inamovibles, solo el Consejo Superior de la Magistratura puede suspenderlos o destinarlos a otras tareas.  La Corte es la responsable de intervenir en conflictos que involucren al Presidente, los Ministros, o los parlamentarios.

EL SISTEMA DE  PARTIDOS POLÍTICOS

 

   Para referirse a los partidos políticos italianos, hay que desarrollar dos grandes temas previos, aunque sea brevemente: el papel de la Iglesia Católica y el del partido comunista.

   Desde el inicio de su pontificado en 1939, Pio XII expresaba una enorme preocupación por el avance del comunismo, que se volvió más fuerte después de la Segunda Guerra Mundial. En 1948 declaró que cualquier italiano católico que apoyara a los candidatos comunistas en las elecciones parlamentarias de ese año sería excomulgado, e instó a la Azione Cattolica para que apoye al partido demócrata cristiano. El 23 de junio de 1949, se autorizo mediante un Decreto a la Congregación para la Doctrina de la Fe a excomulgar a cualquier católico que militara o apoyara al partido comunista.

  Los Estados Unidos, como respuesta al avance del comunismo en Europa después de la guerra, favorecen la instauración de un modelo de “Estado de Bienestar”, como herramienta política para oponerse con mas fuerza y legitimidad al ascenso de la amenaza marxista, lo cual coincide con la visión de la Iglesia que favorece la creación de un partido que sostenga esos principios y que llamara Democracia Cristiana.

   El partido Demócrata Cristiano (DC), participo de 51 gobiernos desde el fin de la guerra; la única vez que obtuvo mayoría absoluta fue en las elecciones de 1948, aunque el liderazgo lo  fue perdiendo en los años ochenta, y el poder ha sido ocupado por otros  partidos. La DC siempre se ha ubicado en el centro de la escena política italiana reclutando sus cuadros principalmente de la Acción Católica, “… estructura autoritaria…dirigida en forma personal por el Papa y los Obispos”7 presentándose como partido de gobierno, fue el actor principal de la política italiana hasta 1992. Los orígenes de la  DC, fue el partido popular italiano creado por el sacerdote Luigi Sturzo en junio de 1919, “teniendo como objetivo principal impedir que las masas italianas especialmente los campesinos, fuesen atraídas por el socialismo en un momento de grandes conmociones sociales.”8 Sus principales dirigentes fueron Giulio Andreotti, Anmitore Fanfani, Francesco Cossiga, Aldo Moro, entre otros.

   El partido Comunista italiano (PCI), fue fundado en 1921 por la corriente de extrema izquierda del Partido Socialista (PSI). Los líderes de esa corriente eran Amadeo Bordiga y Antonio Gramsci, que abandonaron la sala del teatro Goldoni, donde se celebraba el XVII congreso socialista. El 5 de noviembre de 1925 el PCI es ilegalizado por el régimen de Mussolini, que luego en 1946 vuelve a la legalidad habiendo encarado parte de la resistencia, finalmente desaparece como tal el 3 de febrero de 1991.

  Gramsci marco siempre una independencia intelectual dentro del marxismo, introduciendo el concepto de “hegemonía”, distanciándose de Marx, lo reformula para construir una teoría de las transformaciones del estado capitalista y de la política burguesa.

    El PCI,  llego a obtener el 30% de los votos,  otros de sus  principales  dirigentes fueron  Palmiro Togliatti y Enrico Berlinguer quien en la década de los  setenta fue el impulsor del Eurocomunismo, una vía política  que aglutinaba a todos los partidos comunistas de la Europa occidental, ambos buscaron acercar posiciones con los gobiernos democristianos y socialistas para salir de la crisis económica que atravesaba Italia.

   El PCI, sufrió la exclusión permanente de la conducción del Estado,  por parte de la DC y del PSI, ambos mantuvieron una alianza  política, que se tradujo en la conformación de diferentes gabinetes compartidos con otras fuerzas políticas menores.

   La caída del muro de Berlín, en 1989, trajo como consecuencia la transformación política del PCI, y su nuevo líder Achille Occhetto, dejo de lado el nombre y dogmas para adecuarse rápidamente a las circunstancias del momento, reconvirtiéndose en los Demócratas de Izquierdas, DS.

   El partido Socialista (PSI),  fue un actor principal en este proceso, aliándose con la DC, desde 1963 hasta 1994, para gobernar el país, su principal figura fue Bettino Craxi, quien en 1983- 1987, fuera designado primer ministro, y Giuliano Amato, otro de sus dirigentes relevantes, posteriormente también llamado a ser presidente del Gobierno, en dos oportunidades.

   Otro de los partidos de relevancia fue el Republicano, el PRI que jamás supero el umbral del 5% pero fue fundamental en la década de los ochenta, en la formación de la coalición de gobierno con la DC, el PSI, el partido liberal y los socialdemócratas, en lo que se denomino el “pentapartido”, liderado por Giovanni Spadolini quien fuera presidente del Gobierno, entre 1981 y 1982.

   Desde el fin de la Segunda Guerra hasta 1992,  la política italiana estuvo dominada por dos grande fuerzas políticas la Democracia Cristiana y el Partido Comunista, y acompañada por pequeños partidos políticos que se tornaban importantes a la hora de formar gobierno, como el partido socialista, el republicano, el liberal y el socialdemócrata, los cuales desde 1983 en adelante fueron protagonista, ante el descenso de los democristianos, como se observa en el grafico n°4.

   Grafico n° 4 datos del google. Representación de los partidos políticos en el parlamento.

Desde  1895 hasta 2013,

Desde 1924 a 1934 el color gris oscuro marca la preeminencia del movimiento fascista.

Desde el año 1946 al año  1992,  el color rojo representa al partido comunista, el color rosa al partido socialista y el color piel el predominio de  la democracia cristiana.

Desde el año 1994 hasta el año 2013 observamos las modificaciones, el color celeste representa el partido Forza Italia, de Berlusconi,  y el color azul a la alianza nacional de Gianfranco Finí, el color verde la liga norte de Umberto Bossi.

El color magenta el partido democrático de izquierda, y luego naranja el partido democrático (2008-2013)

El color amarillo el movimiento cinco estrella de Beppe Grillo. El rojo el SEL sinistra e liberta de Vendola, y el celeste claro a scelta cívica de  Mario Monti.

image002.png

image003

  • La crisis de los Partidos Políticos.

   Es difícil pensar esta situación sino a partir de la destrucción del orden político que emanaba del sistema de bipolaridad surgido tras la guerra y consolidado en las Conferencias de Yalta y Posdam, (1945). Aparece allí el intento de un nuevo orden,  ya no  internacional sino transnacional que busca desprestigiar todo ordenamiento político, presentando en su lugar una gobernabilidad en manos de funcionarios tecnocráticos.

  Además de la puesta en marcha del Tratado de Maastricht, de 1991, que conlleva a entregar cada vez mas poder a la Unión Europea, con sede en Bruselas, en donde los órganos administrativos van teniendo cada vez mas influencias sobre las decisiones de  los gobiernos, en materia económica y social, poniendo en crisis la gobernabilidad y la legitimidad de los gobernantes, y haciendo implosionar el sistemas de partidos políticos, por las imposibilidad de llevar adelante programas que chocan con sus principios y valores y con la realidad misma.

  En el año 1992 estallo el escándalo político denominado “TANGENTOPOLIS”-“MANI PULITE” (soborno),  proceso judicial encabezado por el Fiscal de Milán Antonio Di Pietro, el cual descubrió una extensa red de corrupción en el financiamiento ilegal, que implicaba a todos los grupos políticos del momento y a diversos grupos de empresarios. Además en el mes de mayo se produjo los asesinatos de los  jueces Giovanni Falcone y Paolo Borsellino en Sicilia quienes eran los enemigos de la mafia por todas las investigaciones que llevaban adelante.

   Dichos escándalos, hirieron mortalmente el sistema de partidos políticos tradicional  conocidos hasta entonces, lo cual produjo el desmoronamiento, la disolución, desaparición y transformación de los partidos en otras fuerzas políticas, que se tradujeron en las elecciones del año 1994.

   Las consecuencias fueron las renuncias de Giulio Andreotti, un histórico dirigente democristiano, a la presidencia del Consejo de Ministro, y la salida anticipada del Presidente de la Republica Francesco Cossiga, y la elección de Oscar Luigi Scalfaro como presidente. La asunción del socialista Giuliano Amato, como Primer Ministro  para resolver la crisis, esta operación no dio los resultados esperados,  no  pudiendo encaminar la situación debido al clima político y social que se vivía,  fue reemplazado por un gobierno “técnico” encabezado por Carlo Azeglio Ciampi quien era el Gobernador del Banco de Italia, en “la XI legislatura (1992-1994), alrededor de la mitad de los diputados de la Cámara de Diputados estaban incriminados o aparecían citados en procesos de manos limpias”9 .

    En las elecciones de marzo 1994, aparece en escena el empresario de medios de comunicación, Silvio Berlusconi, quien crea el partido Forza Italia, que aliados con los neofascista de Alianza Nacional de Gianfranco Fini y la federalista Liga del Norte de Umberto Bossi gana por mayoría absoluta las elecciones parlamentarias.

   En abril de 1996, se realizaron nuevas elecciones, ante el fracaso de Berlusconi, incapaz de llevar adelante un gobierno con intereses contrapuestos. La coalición del OLIVO, liderada por el ex democratacristiano Romano Prodi, triunfa  en la misma, apoyada por los Demócratas de Izquierda. Este integró el gobierno con figuras independientes como Carlo Ciampi, o Lamberto Dini, también participo Refundación Comunista, escisión del viejo PCI, e intento llevar adelante un conjunto de reformas para equilibrar el déficit del Estado y mejorar la productividad de todo el entramado de pequeñas y medianas empresas del centro norte del país.

   En 1998, otra nueva crisis de gobierno, plantea la salida de Prodi, quien es nombrado Presidente de la Comisión Europea, y es reemplazado por  Massimo D´Alema, de los Demócratas de Izquierda, por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, un dirigente de origen comunista llegaba a ser Presidente del Gobierno italiano. La coalición de doce partidos estalla a fines del  2000, convocándose elecciones para abril del 2001.

  Las elecciones del 2001 las gano, la Coalición la Casa de la Libertad, que era integrada por el partido Forza Italia, que es una maquinaria electoral, conducida por el empresario de los medios de comunicación, Silvio Berlusconi el empresario  mas rico de Italia, levanto las banderas del liberalismo económico, en su afán de llevar adelante las reformas estructurales que necesitaba el país, y su implacable lucha contra los comunistas agitando el fantasma rojo, algo que le trajo valiosos réditos electorales. A demás de fustigar  a toda la magistratura que lo investiga por diversos delitos, de los cuales fue condenado a cuatro años de prisión en el caso de Mediaset. Una  parte de los dirigentes de la  ex democracia cristiana se alineo con Berlusconi.

   La Alianza Nacional, otro de los integrantes de la alianza de la Casa de la Libertad,  tiene sus raíces en el fascista movimiento social italiano MSI, su histórico líder Gianfranco Finí, quien organizo el partido llevándolo a posiciones mas moderadas, supo presidir la Cámara de Diputados, pero su pelea con Il. Cavaliere, lo llevo a romper la Casa de la Libertad, alianza formada junto a la Liga Norte de Bossi, y construir un nuevo partido FLI, futuro y libertad, el cual ha tenido en las elecciones de febrero del 2013 una mala performance y quedo fuera del parlamento. Tiene  influencia política  en las regiones del sur de la península.

   La Liga Norte, otro de los partidos de la  Casa de la Libertad, fundado por Umberto Bossi, es la consecuencia de la fusión de varios partidos regionales del norte italiano, como por ej. La liga lombarda, la liga Véneta, la alianza toscana, la liga Emiliano-romagnola, entre  otras, en las elecciones del 92, consiguió 55  escaños en la Cámara de Diputados y 25 senadores. Siempre mantuvo una posición crítica al centralismo romano y planteo en más de una oportunidad la ruptura con la Republica de Italia, intentando construir  la Republica de la Padania. Mantienen una posición xenófoba contra los inmigrantes planteando leyes  para la expulsión de los mismos, sus referentes actuales son Umberto Bossi y el presidente de la Región de Lombardía, Roberto Maroni. El mayor peso electoral está en las regiones del Véneto y la Lombardía, en el norte italiano.

   La UDC, la unión de los demócratas cristianos, es uno de los desprendimientos del tronco Democratacristiano, su principal figura es Pier Ferdinando Casini, fue presidente de la Cámara de Diputados, aliándose a Berlusconi, pero sin pertenecer a la Casa de la Libertad, mantuvo siempre un perfil centrista moderado, ferviente defensor del gobierno técnico de Mario Monti, construyo la alianza Scelta Cívica, para  las elecciones del 2013, pero quedo afuera del parlamento. De fuerte vínculos con la Jerarquía Católica, intento junto con otros grupos refundar la DC, pero no tuvo éxito.

    Otros de los desprendimientos  de la DC fue, primero el partido popular PPI, para luego transformarse en la Margherita, de orientación socialcristiana, partido liderado por Francesco Rutelli, quien fuera alcalde de Roma y candidato por la coalición que enfrento a Berlusconi en las elecciones del 2001, y fue derrotado. Posteriormente decidieron integrar el partido democrático, luego de un escándalo de corrupción, con los fondos del financiamiento estatal del partido.

   Otros de los desprendimientos fue la CDC, cristianos demócratas de centro, un partido pequeño conducido por Rocco Butiglione que decidió unirse a la alianza de Berlusconi de la Casa de la Libertad, luego de las frustradas negociaciones con otros grupos católicos para reconstruir la DC.

   Otro partido que ha surgido y se ha mantenido al margen de las grandes coaliciones es Italia de los Valores IdV,  fundado por el ex Fiscal de Milán, Antonio Di Pietro, que en la última elección quedo fuera del parlamento, llevando como candidato al magistrado Siciliano Antonio Ingroia.

   Los demócratas de izquierdas DS,  heredero del viejo partido comunista, en el XIX  congreso de 1990, se propusieron transformarse en una fuerza de gobierno, y en la ciudad de  Rímini se constituyeron en partido. Integro primero la coalición del Olivo, en las elecciones de 1996,  y luego de la Unión en el 2007, sus principales dirigentes, Piero Fassino, actual alcalde de Turín, Massimo D’Alema, ex presidente del Consejo de Ministro,  Walter Veltroni, ex alcalde de Roma, Pier Luigi Bersani, ex secretario del PD y candidato en las últimas elecciones, este partido es de orientación socialdemócrata, y tiene influencia en las grandes ciudades del centro. Esta ruptura produjo el nacimiento de Refundacione Comunista RC, liderados por Fausto Bertinotti.

   Otros de los partidos políticos de nacimiento reciente es SEL (sinistra Ecología e liberta), una ruptura del partido refundación comunista, su líder es Nicola Vendola, presidente de la Región de la Puglia.

   Con la fragmentación partidaria a la vista y con la fortaleza del Cavaliere, los líderes del centro izquierda, comenzaron a trabajar en la unificación tanto electoral como en una estructura que haga frente a la maquinaria de la derecha.

   Esto llevo que el 14 de octubre del 2007, fundaran el Partido Democrático, el PD, con la fusión de los demócratas de izquierdas, la Marguerita, y otros partidos menores como el movimiento europeo republicano, el demócrata republicano, etc. Sus principales figuras Romano Prodi, Massimo D’Alema, Enrico Letta, Walter Veltroni, Pier Luigi Bersani Dario Franceschini, Matteo Renzi, Rosa Bindy, Franco Marini  entre otros, la construcción del partido es a partir de una matriz donde se funden la solidaridad católica y socialista.

   El Partido Democrático ha hecho un gran esfuerzo de democracia interna, la introducción de primarias para elegir al candidato a Presidente del Consejo de Ministros, como ocurrió en el año 2012 en donde Pier Luigi Bersani le gano al alcalde de Florencia, Matteo Renzi, y en el transcurso del 2013 también vuelven a realizarse internas abiertas para la conducción del partido, esta vez con cuatro candidatos, a saber: Renzi, Pittella, Civatti, y Cuperlo. El electo seguramente será el próximo candidato a Jefe de Gobierno.

   La irrupción del Movimiento Cinco Estrellas del cómico Beppe Grillo, que en las últimas elecciones obtuvo el 28 % de los votos más de ocho millones de ciudadanos lo apoyaron, plantea claramente dos cosas, terminar con el financiamiento estatal de los partidos, y que los dirigentes que llevaron al país a esta situación de crisis económica, se vayan a casa “vía, tutti a casa”, sostiene el líder del movimiento, otros de sus planteos es la democracia directa, que en la plaza y atreves de las redes sociales y las nuevas tecnologías se decida la aprobación de las leyes, o la elección del Presidente de la Republica, esto fue propuesto en mayo del 2013, cuando propusieron a Stefano Rodotta, como candidato a la primera magistratura.

  El surgimiento de formaciones “nacional-populistas”, “que quieren desregular el espacio político desde la izquierda digital y asamblearia, y quienes de la derecha extrema impulsan desregulaciones de la esfera pública porque confían en que decaigan así determinadas exigencias sociales y políticas”10  son los principales obstáculos para salir de la crisis de gobernabilidad.

  • La ley electoral y el financiamiento de los partidos.

   Desde la postguerra en adelante, se utilizo el sistema proporcional casi puro de representación, dando de esta manera presencia en ambas cámaras a numerosas fuerzas políticas, en la década del 70 fueron diecisiete los partidos con representación parlamentaria, lo cual significaba gobiernos inestables y turbulencias políticas constante lo que obligaba a incesantes  negociaciones lo que llevo a una situación de corrupción porque el aparato estatal era utilizado como elemento de compensación entre los partidos. El politólogo Giovanni Sartori define a este periodo como pluralismo polarizado.

   En las elecciones del 1992, 16 partidos obtuvieron escaños en la Cámara de Diputados, mientras que en el Senado fueron 18 los partidos, el politólogo Gianfranco Pasquino sostiene que “esta fragmentación hacia que los gobiernos sean inestables, sus políticas inconsistentes, y el electorado estaba imposibilitado de expresar con claridad su voto por el partido que quería que gobierne”.

  En el año 1993 se aprobó una reforma que adopto un sistema mixto, que consiste en que los 630 diputados elegidos, sean por dos listas, el 75%,  es decir 475 diputados son elegidos por mayoría simple, y los restantes 155, es decir el 25% son elegidos por el sistema proporcional. Mientras que los Senadores,  232 son por mayoría, el 75%, y el 25 % restante, 83 por la vía proporcional. Esta ley electoral se la conoce como Mattarellum.

   Las consecuencias de la aplicación de este sistema electoral, fue que se reduzca un poco la fragmentación, consiguiendo que los partidos se juntaran en coaliciones, como ocurrió en el Olivo con más de ocho partidos políticos, entre los cuales se encontraban los demócratas de izquierda, la marghuerita, el partido socialista, etc. mientras que la Casa de la Libertad  la coalición fue de cinco partidos políticos, a saber Forza Italia, liga norte, alianza nacional, CDC, cristianos demócratas de centro, entre otros.

   En la actualidad, la ley vigente es la de diciembre del 2005, llamada Porcellum, la misma  no da participación a los pequeños partidos, el elector tiene menos preferencias para expresarse, y ocasiona inestabilidad, las principales características son premio de mayoría, en la Cámara de Diputados, es decir que se le asigna legisladores al partido de la coalición mas votada, no así en el Senado, se restablece el sistema de proporcionalidad, listas cerradas, y umbrales legales mínimos, 10% en la Cámara y 20 % en el Senado, a nivel nacional.

   En el grafico n° 6, están reflejados los resultados de las ultimas elecciones de febrero del 2013.

   El dato mas importante, es mas que mas allá del premio por mayoría que establece la ley electoral, la Cámara de Diputados hay tres fuerzas políticas preponderantes, que tienen mayor representatividad, a saber:  a) el Partido Democrático, del centro izquierda, con 340 parlamentarios, b) el Pueblo de la Libertad, del centro derecha, con 124 parlamentarios, c) el Movimiento Cinque Stelle de orientación populista, con 108 parlamentarios, d) Scelta Cívica, de centro, con 45 parlamentarios, y 13 legisladores que conforman el grupo mixto. El partido democrático (PD), obtiene una mayoría por el hecho de haber ganado las elecciones.

   En el Senado, es donde el nuevo gobierno no tiene mayoría y necesita pactar con los otros grupos parlamentarios para sacar las leyes vinculadas a la Gobernabilidad y Estabilidad Económica, la primera fuerza política es el Pueblo de la Libertad, cuyo líder es Silvio Berlusconi, con 116 parlamentarios, la segunda fuerza es el Partido Democrático, con 113 parlamentarios, que responden directamente al gobierno del actual premier Enrico Letta, la tercera fuerza política es el Movimiento Cinque Stelle, de Beppe Grillo, con 54 parlamentarios, la cuarta fuerza con 18 representantes es Scelta Cívica, y quedan 14 senadores entre los que se cuentan los vitalicios.

   El actual gobierno es de amplia mayoría, compuesto por el PD (democráticos), Scelta Cívica, y la centrodestra de Alfano, quien rompió con Forza Italia de Berlusconi.

   Un dato adicional, es que los italianos que viven en el mundo, eligen un total de 12 representantes, y se integran de acuerdo a sus preferencias ideológicas.

   El financiamiento de los partidos políticos, por parte del Estado,  es uno de los temas que los ciudadanos rechazan, y que ha generado un sistema de corrupción estatal y ha anquilosado las oligarquías partidarias, en los últimos cincuenta años.

En el grafico n°6 podemos observar el costo del financiamiento a los partidos políticos, desde las elecciones del 2001 al 2006, ocho formaciones políticas recibieron, un total de  974.032.164 millones de euros.

Entre los años, 2008 y 2010 seis formaciones políticas recibieron un total de 807.499.780 millones de euros.

Obviamente que en el término de nueve años haber volcado más de 1.800.000.000 millones de euros a mantener las estructuras partidarias y clientelares, es obsceno.

  A partir de estos números, el Parlamento italiano discute como eliminar el financiamiento estatal de las fuerzas políticas, y buscar otros mecanismos de financiamiento porque son el lubricante necesario para hacer funcionar la maquinaria partidaria.

image004

image005

Gráfico n° 5  cuánto cuesta votar.

image006

Datos de Wikipedia.  Gráfico n° 6.


CONCLUSIONES

  • La primera apreciación, es que los ciudadanos italianos no se sienten suficientemente representados por los partidos políticos, por los dirigentes, o clase política, esta fractura se da porque estos no han encontrado las soluciones a las demandas planteadas, por la sociedad en su conjunto, tanto desde el punto de vista, económico como social,  la caída del PIB, retracción de los salarios y pensiones, el aumento del déficit estatal, los recortes de la administración pública, los cierre de empresas estatales, como así también eliminación de provincias y municipios, el aumento del desempleo en general, 12 % y juvenil en particular, alcanzando el 40%, cierre de miles de micro, pequeñas y medianas empresas, en las regiones norte y central, por los costos laborales e impositivos que son muy caros, el aumentos de los impuestos tanto a empresas como a las familias, como el IMU, traslado de las grandes firmas al este europeo o al sudeste asiático por bajos costos laborales, y menores impuestos, es decir la deslocalización de la inversión de las empresas, son algunos de las claves en esta crisis de representación.
  •  Otra apreciación, desde la política, es que en los últimos 20 años el sistema partidario se ha fragmentado de una manera dramática, se arman coaliciones electorales que luego estallan por el aire por la cantidad de partidos, grupos o fracciones internas que la componen, intereses contrapuestos, desde la disolución de las dos grandes formaciones políticas no se ha podido generar una nueva elite  o clase política que construya un proyecto consensuado y aglutinador de las mayorías. Esta fragmentación se da no solamente en la creación  de pequeños partidos con un liderazgo de personas reconocidas, sino y fundamentalmente en las corrientes internas o grupos de  elites dirigentes de las grandes formaciones, que son las que dominan el andamiaje interno con jefes y sub jefes de una maquinaria  que responde desde lo ideológico y lo territorial, a mantener cuotas de poder tanto en la estructura del partido como en el Estado, en este sentido, Massimo D Alema, en el libro citado “controcorrente”, lo expresa claramente.
  • La Democracia actual demanda de la política, que sea capaz de generar un ambiente de confianza y participación de parte de los ciudadanos, en donde las fuerzas políticas puedan transformar esas demandas en resultados concretos en la vida cotidiana, que la política resuelva los problemas de los ciudadanos y no la de sus elites  dirigentes.
  • Para ello deberán analizar y estudiar una cantidad importante de Reformas instrumentales, como por ejemplo,    * la modificación del sistema de representación en el parlamento, es decir cambiar la ley electoral, generando unos partidos/coaliciones mas fuerte y con posibilidad de alternancia,  haciendo mas estable el sistema  * reducir el número de parlamentarios, pasar a un Senado como Cámara de  representación territorial,       * modificar el financiamiento público de los partidos políticos, reduciéndolo a la mínima expresión, para que puedan funcionar        * modificar el ordenamiento territorial para mejorar el federalismo administrativo, eliminado burocracias inútiles,    * impulsar la democracia interna en los partidos políticos, tanto para las autoridades del  partido como electivas, y propiciando la participación de los ciudadanos    *  la elección directa del Presidente de la Republica, como elemento de legitimidad, como sugiere Gianfranco Pasquino.
  • Pero la clave pasa por construir un Proyecto Político, solidario, integrador, europeo, que tenga como fin la inclusión de todos los ciudadanos, para ello se necesita una clase dirigente que lo interprete y lo lleve adelante, pero fundamentalmente se necesita del involucramiento de la juventud y la confianza ciudadana.

Bibliografía

  1 Schmitt, Carl – El parlamentarismo. Madrid. Técnos, 1990 p. 7   

  2 Heller, Hermann – Teoría del Estado. México. FCE. 1968 p. 266

  3 Giovanni Sartori, Partidos y sistemas de partidos. Página 29. Ed. Alianza Editorial S. A. 2005.

 4 Strasser, Carlos – La impotencia de la política. La Nación 03-04-2005.

 Héller, Hermann, Teoría del Estado. México. FCE. 1968 p.39

  6 Fernández Arturo, “Política comparada. Tipos y características de los Estados actuales”, Fundación Universidad a distancia Hernandarias. Buenos aires 1992.

  6 Gentile, Emilio – La vía italiana al totalitarismo. Buenos Aires. Siglo XXI p. 50 ss.

   7 Antonio Gramsci, Notas sobre Maquiavelo, sobre la política y sobre el estado moderno. Página 207.  Ed. nueva visión. 1997.

  8 ídem.

 9 Silvera Gorski Héctor Claudio, “El modelo político italiano, un laboratorio de la tercera vía a la globalización. Página 121, ed. de la Universidad de Barcelona. 1998.

10  Inneranity, Daniel, “el final de los partidos” el país.es, 11-8-2013.


Gráficos

  • Listado de los Presidentes de la Republica Italiana. Wiki pedía.
  • Listado de los Presidentes de los Consejos de Ministros. Wiki pedía.
  • Características distintivas del Parlamentos Italiano, Gianfranco Pasquino, sistemas políticos comparados, pagina 98, ed. Prometeo,
  • Grafico con porcentajes de las elecciones desde 1895 hasta la fecha. Wiki pedía.
  • Grafico n°5 Quanto costa votare. Bracalini Paolo, Partiti S.P.A. Adriano Salani editore, 2012
  • Grafico n°6, resultados de las elecciones parlamentarias de febrero del 2013.

Bibliografía consultada

  • MOSCA Gaetano, ¿Qué es la mafia? Fondo de cultura económica, 2003.
  • MICHELS Robert, Los partidos políticos I – II.  Amorrortu, 2008.
  • ANDUIZA Eva, BOSCH Agustín, comportamiento político y electoral, Ariel ciencia política, 2004.
  • ALMOND, DAHL, DOWNS, DUVERGER, EASTON, LIPSET, MOSCA, OLSON, RIKER, ROKKAN, VERBA,  diez textos básicos de ciencia política, Ariel ciencia política, 2001.
  • LIJPHART Arend, modelos de democracia, Ariel ciencia política, 2000.
  • PANEBIANCO Ángelo, modelos de partido, alianza editorial, 2009.
  • SARTORI Giovanni, partidos y sistemas de partidos, alianza editorial, 2005.
  • DI TELLA Torcuato, los partidos políticos, az editora, 1998.
  • CUELLO Eduardo Jorge, sistemas y regímenes políticos contemporáneos, universidad nacional del litoral, 2009.
  • SILVEIRA GORSKI, Héctor Claudio, el modelo político italiano, edicions universidad de Barcelona, 1998.
  • PUTNAM Robert D., para que la democracia funcione, las tradiciones cívicas en la Italia moderna, centro de investigaciones sociológicas, 2011
  • BRACALINI Paolo, partiti s.p.a, ponte alle grazie, 2012.
  • PASQUINO Gianfranco, sistemas políticos contemporáneos, Prometeo, 2004.
  • PASQUINO Gianfranco, la oposición, eudeba,  1997.
  • PASQUINO Gianfranco, los poderes de los jefes de gobierno, Prometeo, 2007.
  • GRAMSCI Antonio, notas sobre Maquiavelo sobre la política y sobre el estado moderno, nueva visión, 1997.
  • CACIAGLI Mario KERTZER David,  política in Italia, il mulino, 1996.
  • D´ ALEMA Massimo, controcorrente. Editori Laterza. 2013.
  • PRODI Romano, Futuro cercasi, aliberti editore, 2011.
  • PARAMIO Ludolfo, la socialdemocracia, Fondo de Cultura Económica, 2009.
  • PARAMIO Ludolfo, la socialdemocracia maniatada, catarata, 2012.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: