Dos plazas, dos proyectos

El proceso político actual entro definitivamente en el antagonismo entre los dos proyecto de Nación que existen desde siempre en la Argentina, los que proponen la plaza republicana, que apoyan el modelo agroexportador, autoritario, excluyente de la Alianza Cambiemos, o los que proponen las plazas populares y un modelo de inclusión, de independencia económica y justicia social que propone el Peronismo y todas las fuerzas del Campo Nacional y Popular.

Por Lic. Alfredo Buglioni, politólogo y militante peronista

Así como la irrupción del Peronismo en el 45, generó la más rancia reacción de un sector de la sociedad que no es otra cosa que el odio visceral a lo popular porque es la expresión de la pérdida de sus privilegios, lo cual se materializó en la consigna “viva el cáncer”, en relación directa con la enfermedad que padecía Evita, y que causara su fallecimiento, o lo que posteriormente hizo el golpe de estado de 1955 con la mansión Unzué, residencia del presidente de la Nación, que por haber sido ocupada por Juan Perón y Eva Duarte, la demolieron, como también el bombardeo a la plaza de mayo dejando más de 300 muertos, porque la consigna era no hay que dejar rastro ni ningún símbolo que recuerde lo que pudo construir un líder con su pueblo.

Lo mismo sucedió en la década del 70, con la dictadura cívico militar, que organizaron y ejecutaron un plan sistemático e hicieron desaparecer a 30.000 compañeros militantes del campo nacional y popular, además de imponer una política económica de endeudamiento externo, desindustrialización, y pobreza, en función de beneficiar al sector agroexportador y al sistema financiero, partes centrales del núcleo dominante.

Así sucede en los tiempos que corren, mientras la derecha más retrógrada le dio forma y contenido a su expresión política, el PRO (Propuesta Republicana), arrastrando al subalternizado partido radical, fueron reclutando a otras expresiones enfervorizadas de este proyecto, como Unidos por la Libertad de «Pato» Bullrich, el partido FE de «momo» Venegas, o los “incorruptibles” de la Coalición Cívica, conformando la alianza Cambiemos.

Estos se dedican desde que asumieron el Gobierno Nacional ha esmerilar al Peronismo en general y a Cristina Fernández en particular, con la convicción de que el responsable de todos los males de estos últimos 70 años, es precisamente el Peronismo.

En ese sentido, los medios de desinformación concentrados, pusieron a todos los periodistas militantes independientes a trabajar y a ser voceros de operaciones para dividir al Peronismo, y al mismo tiempo un minúsculo sector del Poder Judicial armó la ingeniería para poner presos a todos los funcionarios del Gobierno peronistas que se pueda, para que a nadie se le ocurra volver hacer estas “locuras”.

Claro estas locuras son la distribución de la riqueza, para que haya más justicia social, como manifiesta el Papa Francisco que “Ninguna familia sin vivienda, ningún campesino sin tierra, ningún trabajador sin derechos, ningún pueblo sin soberanía, ninguna persona sin dignidad, ningún niño sin infancia, ningún joven sin posibilidades, ningún anciano sin una venerable vejez. (Laudato Si – 22).

Que paguen impuestos los que más tienen, las empresas mineras, los monopolios del sector agrícola-ganadero, los bancos, y el sector financiero, para entonces poder bajar los costos de los alimentos para los trabajadores y sus familias, y que los servicios públicos estén a disposición de los ciudadanos y no al servicio de las empresas.

Por lo tanto el antagonismo cada vez más va a manifestarse con mayor intensidad, ellos aumentando la deuda externa, profundizando las desigualdades sociales, y nosotros desendeudando, y procurando mayor justicia e igualdad social.

Ellos persiguiendo y deteniendo a quienes no piensan igual, como Milagros Sala, los docentes en la plaza del Congreso, los estudiantes universitarios en Jujuy, trabajadores despedidos de alguna empresa, que reclaman por sus derechos, o los militantes de los movimientos populares. Nosotros procurando empoderar a los ciudadanos con mayores derechos, más jubilaciones, pensiones, medicamentos para todos los ancianos, cobertura asistencial a todas las madres con sus hijos.

Ellos -los republicanos- eliminando 60.000 pensiones, desarticulando programas de educación como el Conectar Igualdad o de salud como el Plan Remediar, utilizando el Estado para condonar deudas familiares, o comprar dólares a futuro poniéndole el precio para sacar jugosas ganancias.
Nosotros seguiremos estando en las marchas multitudinarias de los docentes por mejores salarios, de los trabajadores por sus fuentes de trabajo, de las mujeres para terminar con la violencia de género, en la marcha por memoria, verdad y justicia del 24 de marzo, con la «escuela itinerante» de los docentes, con el reclamo de todos, por mejores condiciones laborales del 6 de abril.

En octubre la mesa está servida, los ciudadanos deberán elegir por el cambio que nos propone el libre mercado del capitalismo de cambiemos, es decir mayor exclusión o recuperar el protagonismo de la militancia peronista para tener mayores derechos de vivir en una comunidad más justa más libre más soberana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: